Semillas Adormidera (Papaver Somniferum)
Semillas Adormidera (Papaver Somniferum)
Nuevo

Adormidera (Papaver Somniferum)

Se el primero en comentar y gana premios
Se el primero en comentar y gana premios
$8,19 
Total: $8,19 
share
 ¡En stock!

Pídelo antes de 18 horas y 1 minutos y recíbelo entre Tue 27 y Thu 29

Envío 
            discreto

Envío discreto
Entrega rápida

Entrega rápida
Regalo seguro en cada compra

Regalo seguro en cada compra
Garantía de satisfacción o reembolso en 100 días

100 días para enamorarte

Descripción

En Europa, las semillas de papaver somniferum son legales, no contienen ninguno de los alcaloides que tiene la planta adulta.

Las adormideras son endémicas del sudeste de Europa y Asia occidental.

Son amapolas que pueden crecer hasta un metro de altura. Esta planta brota en primavera o en otoño; florece en verano y a finales de otoño.

Sus flores pueden ser de muchísimos tonos que van del blanco al morado, con cualquier tono de rojo o rosa en el centro de los pétalos.

Descripción

Planta herbácea anual. Tiene una altura aproximada entre el metro y el metro y medio.

Hojas de hasta 20 cm. de largo y desde 2 cm. de ancho. Puede presentar pelos o no. 

Las flores son pedunculadas, de entre 2 y 40 centímetros. Suelen ser solitarias y tener 4 pétalos (de color blanco, rosado, violáceo y rojo), habitualmente con una mancha basal más oscura. Son flores de muy corta duración, suelen perder los pétalos al primer o segundo día, dando lugar a la aparición del fruto. Cada flor da un fruto y estos pueden ser de un tamaño muy variable, pudiendo llegar hasta los 4 centímetros de diámetro.

El fruto es una cápsula con forma de globo y una corona en la parte superior. Esta corona divide el fruto en su interior y aloja millones de semillas que, cuando el fruto se seca, salen por unos alveolos en la parte superior del fruto. 

Las semillas miden aproximadamente 1 milímetro, son planas y de un color entre rojizo y negro.

Historia y usos

Los alcaloides están presentes en toda la planta, pero la mayor concentración está en los frutos semimaduros, de los que se obtiene una sabia blanquecina y pegajosa que se vuelve negra al contacto con el aire, esto es el opio. Para cosecharlo se hacen unas pequeñas incisiones en la piel del fruto sin llegar a su interior. Estos cortes deben ser superficiales, hechos de abajo a arriba y con forma de U, con el fin de concentrar la mayor cantidad de látex en el mismo punto.

Este látex se puede extraer varias veces del mismo fruto en días posteriores, practicándole cortes nuevos.

En el mediterráneo han aparecido evidencias de cultivo desde hace al menos 4.000 años.

Se han encontrado cápsulas de papaver somniferum que datan del 4200 a. C. en las cercanías de Granada.

El opio lleva utilizándose desde el comienzo de la historia del ser humano. La primera mención explícita de su uso medicinal, es de Heródoto en el 425 a. C.

Se ha usado para tratar el dolor y diversas enfermedades pulmonares. En la antigüedad se les aplicaba en las encías a los bebés para aliviar los dolores de la aparición de las primeras piezas dentales.

Durante el Imperio Romano, el opio fue un bien con precio controlado, con el que no se podía especular. Esto significa que el opio podía ser utilizado como moneda en todo el imperio, al igual que el oro, la plata, la harina o la sal, llegando el opio a significar el 15% de toda la recaudación fiscal de Roma. Su consumo era evidentemente habitual, pero sus usuarios no eran ni marginados ni enfermos, no existía una palabra en Latín para definir a las personas adictas al opio, en cambio, tenían unas 10 para referirse a las que eran adictas al alcohol.

Su uso lúdico es tan antiguo como el medicinal, ya que alivia el dolor y produce una especie de ensoñación, siendo frecuentes los sueños muy vívidos que ayudan a olvidar cualquier pena. 

A principios del siglo XIX un trabajador medio chino podía llegar a gastarse su sueldo íntegro en esta droga, dejando a su familia en la miseria, esto llevó a que el emperador Daoguang prohibiera su venta y su consumo en el año 1829. Esto provocó Las Guerras del Opio y la consecuente apertura de algunos puertos de China con el comercio de occidente, como fue el caso de Hong Kong. 

Preparación y consumo

Fumado: El opio se disuelve en agua y se calienta junto con zumo de limón, a fuego lento . Posteriormente se filtra y se calienta al baño maría hasta que se evapore todo el agua, esto aumenta la concentración de morfina. Se fuma calentándolo, (sin aplicar la llama directamente) ya sea en una pipa metálica, calentando la base, o calentando un metal aplicándolo sobre la piedra de opio e inhalando el humo resultante. También serviría cualquier tipo de vaporizador moderno apto para ceras y resinas, poniéndolo al máximo de temperatura que nos permita el aparato.

Ingerido: Su sabor es bastante desagradable y los efectos pueden tardar hasta 2 horas en aparecer y mantenerse unas 10 horas. Su efecto por vía oral es más fuerte que fumado.

Infusión: Se pueden preparar infusiones con la planta seca. La cantidad es muy variable y sus efectos impredecibles, por lo que no es recomendable prepararla en infusión. 

Tintura: También se puede preparar una tintura con base de alcohol que se compone principalmente por: vino blanco, canela, azafrán y clavo, además de opio. Esta tintura era conocida en el siglo XIX como Láudano, uno de los primeros jarabes que se patentó.

Cultivo

Crece bien en la mayoría de climas, aunque suele ser de zonas templadas y cálidas. Es una planta que necesita mucho sol directo, pero también unas cuantas horas de sombra al día.

Las semillas se suelen germinar a finales del invierno o a principios del otoño, así podremos cultivarlas durante todo el año.

Necesitan un sustrato suelto, compuesto preferiblemente por: 70% turba negra, 15% perlita, 10% arlita y 5% humus de lombriz.

Las semillas son muy pequeñas, es preferible mezclarlas con un poco de arena para que sea más fácil esparcirlas por toda la superficie del sustrato. No es necesario enterrarlas.

Debemos mantener la tierra húmeda, por lo que la mejor manera de regarlas será con un atomizador, teniendo cuidado de no encharcar el sustrato.

Es una planta muy sencilla de cultivar y no requiere muchos cuidados, salvo regarla cuando sea necesario (cada 3 o 4 días). Estará lista para su cosecha en aproximadamente 4 meses.

 

Las semillas disponibles para su venta son de uso exclusivo para coleccionistas, siendo responsabilidad del comprador cualquier uso ilícito.

Los clientes que adquirieron este producto también compraron:
Opiniones y preguntas sobre Adormidera (Papaver Somniferum)
¡Déjanos tu opinión o pregúntanos las dudas que tengas sobre esta semilla y participa en el sorteo!

Entre todos aquellos que comentéis o nos mandéis vuestras dudas se realizará un sorteo bimensual de un vale de 50€ para vuestras compras en Pevgrow. ¿A qué esperas? ¡Escríbenos y participa!
IMPORTANTE: Para poder participar en el sorteo el comentario debe tener al menos 40 palabras.

¡Déjanos tu opinión o pregúntanos las dudas que tengas sobre esta semilla y participa en el sorteo!
Escribe un pregunta o una opinión para Adormidera (Papaver Somniferum)
¿Qué tal la experiencia con el producto? Califica el producto y deja tu opinión.
Solamente comentarios y dudas sobre el producto por favor

Queremos conocer tu opinión y experiencias sobre nuestros productos o ayudarte con las dudas que te asalten sobre el mismo. Nos ayuda a mejorar y también puede ayudar a otros clientes a decidir qué elegir. Por eso tenemos esta gran herramienta para comentar.
¡Suerte comentando!


Aspectos a tener en cuenta

¿Por qué has elegido esta valoración?
¿Qué te ha gustado del producto?
¿Recomendarías el producto?
¿Qué te ha parecido el servicio de PevGrow?