Hay 19 productos

Propagación 

En PevGrow ya disponemos de los mejores productos para que puedas trabajar con las plantas y llevar a cabo el proceso de propagación.

Por ello, iniciamos un nuevo catálogo de productos para propagación que ponemos a tu disposición. Así podrás trabajar correctamente con una planta madre y su esqueje.

¿En qué consiste la propagación?

La propagación es el proceso mediante el cual un cultivador de cannabis o marihuana trabaja tanto con la planta madre como con el esqueje adherido de ella para su reproducción. La finalidad de esto es generar clones exactos de la planta principal.

¿Por qué propagar tus plantas de marihuana?

Cuando tienes una planta madre sana y sabes que el producto resultante es bueno, quieres que el resto de tus plantas de la misma semilla sean similares.

Esa es la razón de ser de la propagación. Así no te arriesgas a cultivar desde cero otras semillas que puedan salir en peor estado o en cuyo cuidado quizá no hayas podido emplear el tiempo suficiente.

¿Cómo propagar tus plantas de marihuana?

Para empezar este período de evolución de la planta, la original debe tener, como mínimo, unos 3 nudos de hojas y 8 centímetros de longitud que pueda cortarse con una tijera específica para comenzar el proceso.

Con el brote obtenido, una vez que está limpio y se han quitado las hojas (no todas, pues una de ellas debe realizar la fotosíntesis) se debe cortar el tallo por debajo del último nódulo en un ángulo de 45º.

El resultado obtenido debe enjuagarse cuidadosamente, para después comenzar a utilizar los productos para propagación, como las hormonas de enraizamiento, que permitirán que crezca rápidamente, una vez que se vuelva a plantar en un macetero diferente.

La pequeña hoja que quede fuera de la tierra debe ser mimada con un pulverizador, de forma que consiga el nivel de humedad óptimo para su crecimiento.

Cuando pasen dos o tres días después de este proceso, se debe abrir el invernadero o interior donde esté plantado el esqueje, con la finalidad de que se airee de forma completa y comience a obtener nutrientes, convirtiéndose así en una planta autónoma. Un periodo de luz de entre 18 y 24 horas será suficiente durante esta fase.

Como cualquier planta de marihuana, lo ideal sería que la temperatura ambiente se mantuviese entre unos 20 y 26 grados, creando un ambiente climático adecuado para sus funcionalidades.

A raíz de esto, debes ir limpiando los resultados, hasta quedarte con los esquejes óptimos que sean similares a la planta madre que has adoptado como referente.

¿Cuándo propagar tus plantas de marihuana?

Debes propagar tus plantas con productos e instalaciones para propagación adecuadas. Te recomendamos que utilices elementos que favorezcan el enraizamiento, así como unas condiciones de humedad (que pueden conseguirse con un pulverizador) y una temperatura idónea para su crecimiento sano y eficaz.

Realmente, cuando este proceso se termina, el cuidado debe ser similar al de una planta de marihuana que proviene de la raíz de una semilla principal.

Instalaciones y productos para propagación

Entre las instalaciones y productos están algunos como el pulverizador para mantener la humedad, una estancia donde pueda entrar la luz, un invernadero específico que mantenga la humedad o un sustrato concreto.

Hay otros muchos, como mini invernaderos con o sin calefacción, sistemas de enraizamiento, tijeras de poda, jiffys o cajas de turba.

Te recomendamos contar con los mejores productos, con la finalidad de obtener de tus esquejes, el mismo resultado que con tu planta madre.

Por todo ello, cuenta con los nuevos productos que tenemos en PevGrow disponibles para la propagación de tus distintos clones de forma sana y óptima.