La marihuana en Francia

0 5191
[Total:28    Promedio:3.2/5]
La marihuana en Francia

La marihuana en Francia

En el país vecino está prohibida la producción, posesión, venta, compra de cannabis, ni tan siquiera para uso medicinal. Las penas que impone la legislación gala oscilan entre las multas económicas y la prisión, según el alcance de la cantidad incautada.

Por lo que se refiere al consumo de cannabis la pena máxima a la que se expone el consumidor en Francia es de un año de prisión o de una multa máxima de 3.750 euros. Además, en el país galo, el consumo de cannabis implica posesión. Aunque también hay que decir que si la cantidad incautada de cannabis es poca, normalmente, a estas personas no se les procesa siempre y cuando se pueda demostrar que no hay vínculo con la producción o el tráfico de marihuana. Lo que suelen hacer los gendarmes es determinar que la cantidad incautada es para uso personal, después se confisca la mercancía y se procede a su destrucción. En muchas ocasiones en las que las denuncias han llegado a los juzgados, generalmente, el juez las desestima. Lo que sí hacen las autoridades francesas es aplicar una pena de 4 años a todo aquel que haya reincidido varias veces en el mismo delito. Es decir, si la persona en cuestión es pillada varias veces con cannabis, es probable que tenga que cumplir una condena, independientemente de la cantidad de cannabis que se le haya incautado.

La ley francesa tampoco contempla la producción de cannabis (incluso la que pueda ser para uso personal) y puede castigar este hecho incluso con penas de hasta 20 años de prisión y con multas económicas que pueden ascender a 7.500.000 euros. Hay que decir también que, hasta el momento, han sido muy pocos los cultivadores de cannabis que han sufrido estas condenas máximas.

La legislación de cannabis

La legislación del cannabis en Francia

En el último año se ha reforzado la lucha contra el tráfico ilegal de estupefacientes. La Justicia francesa es especialmente severa con las personas que cometen este tipo de delitos, incluso cuando Francia no es su destino final sino simplemente una escala aeroportuaria, lo que suele suceder bastante a menudo. Se han dado casos en los que las infracciones se han calificado como “crímenes” y en ese caso están penadas con privación de libertad de 10 años e incluso se puede llegar a la cadena perpetua, además de conllevar multas por valor de grandes sumas de euros. Las infracciones calificadas como “delitos” están penadas con privación de libertad hasta 10 años, además de la consabida multa correspondiente.

Un estudio llevado a cabo recientemente en este país concluía que sólo son procesados el 10% de los detenidos por consumo de drogas y que puntualmente, se dictan penas de cárcel por consumo de drogas, pero representan tan sólo el 0,4% de la población penitenciaria total.

Marcha mundial pro-cannabis en Paris

Marcha mundial pro-cannabis en Paris

Cannabis medicinal, también ilegal

Sativex, medicamento a base de cannabis

Sativex, medicamento a base de cannabis

Francia es uno de los países europeos más estrictos en materia de cannabis. Prueba de ello es que ni tan siquiera está permitido el cannabis medicinal ya que se considera ilegal. Hace tres años se modificó un artículo del Código de Salud Pública francés para autorizar los medicamentos que estuvieran elaborados a base de cannabis, pero sigue estando prohibido el cannabis medicinal.

Y, aunque en su día se dijo que a finales de 2015 el Sativex (medicamento a base de cannabis muy utilizado para pacientes que sufren esclerosis múltiple y que se puede comprar legalmente en 17 países europeos) iba a estar a la venta en las farmacias galas, lo cierto es que hoy por hoy aún no está comercializado en este país.

Asociación, Cannabis Sans Frontières

Asociación, Cannabis Sans Frontières

Tan estrictos son los franceses en esta materia que las asociaciones a favor del cannabis también rozan la ilegalidad, porque se considera ilegal también la incitación a consumir marihuana. Está prohibido promover la despenalización del cannabis o manifestarse a favor de la marihuana. A pesar de ello hay asociaciones que piden la legalización de esta sustancia.

Es el caso de la Fundación Terra Nova, que quiere terminar con la política represiva contra la marihuana y propone legalizar su venta, producción y consumo como monopolio del Estado. Dicha Fundación asegura que con esta propuesta, la Hacienda Pública francesa podría recaudar nada más y nada menos que 1.800 millones de euros anuales.

Hay otra asociación, Cannabis Sans Frontières, que incluso ha conseguido representación en Europa y quiere legalizar el consumo de marihuana en Francia y dar a conocer los múltiples beneficios que tiene esta planta para la salud.

 

Ilegal pero muy consumida

¡No sé vosotros, pero a mí la jardineria me relaja!

¡No sé vosotros, pero a mí la jardineria me relaja!

A pesar de la legislación tan restrictiva que impera en Francia, la marihuana es la sustancia ilegal más consumida seguida de la cocaína. Tanto es así que 17 millones de franceses aseguran haber consumido marihuana en alguna ocasión y es que el país vecino es uno de los países europeos que maś cannabis consume. Así lo revelaba hace pocos años un informe elaborado por el Instituto Nacional de Altos Estudios en Seguridad y Justicia.

El estudio añadía que cada francés se gastaba al año 36 euros en droga, principalmente en marihuana. Por lo tanto, se demuestra una vez más que no sirven de nada las políticas prohibitivas porque una legislación tan dura como la francesa en esta materia, de poco ha servido para evitar que Francia sea uno de los países en los que más se consume marihuana.

Según otro estudio, esta vez el realizado por el Barómetro de la Salud, realizado entre 2010 y 2014, el consumo regular de marihuana en Francia aumentó del 2,2% al 3,1% de la población entre 18 y 64 años.

El estudio demuestra también que el aumento se ha producido en todas las edades, pero sobre todo en las mujeres que tienen entre 18 y 40 años y los hombres de entre 18 y 55 años. Siendo el grupo de población que más marihuana consume el de los jóvenes de 18 a 25 años. Según este estudio, este aumento del consumo de marihuana tiene que ver con que cada vez más personas tienen en sus hogares plantas destinadas al cultivo de cannabis y al autoconsumo.
Por Noelia Jiménez, Equipo de Piensa En Verde

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Qué es pevgrow.com
PEV Grow nace en el año 2009, es una empresa ubicada en Valencia, ciudad costera del este de España. Nace después de un año de intenso trabajo con el fin de asesorar sobre el uso y la utilización de las conocidas semillas de marihuana. Enviamos semillas a cualquier parte del mundo...