Cómo liar un porro

Tiempo de lectura 4 minutos

 

Mano sosteniendo un porro encendido.
Mano sosteniendo un porro encendido.

 

Aunque existen muchas maneras de consumir cannabis, el porro es la forma más extendida de fumar nuestra querida planta. Hay muchos tipos distintos, el standard, la “ele”, el “biturbo”, gigantes, con varias salidas, blunts, y hasta de papel de oro. En esta entrada nos vamos a centrar en aprender cómo se hace un porro normal, de la forma más rápida y práctica. ¿Vamos al lío?

 

 

▶ ¿Qué se necesita para liar un porro de yerba normal?

 

 

  1. Un cogollo de marihuana seca (Medio gramo para un papel normal y 1 gramo para papel largo)
  2. Papel de liar (Lo más fino y natural posible)
  3. Boquilla de cartón o filtro (Si reutilizas cartón controla que no lleve tintes)
  4. Grinder (No es estrictamente necesario, pero ayuda bastante)

 

imagen de todo lo necesario para armar un peta*
imagen de todo lo necesario para armar un peta*

 

 

Comprar Big Bud Pev Semillas

Comprar Big Bud Pev Semillas

🎯 Preparación de los componentes necesarios para hacer un porro

 

 

1 El cogollo que vamos a fumar tiene que estar lo más limpio de tallos y hojas antes de meterlo al grinder, aportan mal sabor y no son saludables.

Imagen de un cogollo limpio de tallos*
Imagen de un cogollo limpio de tallos*

 

2 Sacamos un papel del librillo y lo dejamos con la parte del pegamento hacia arriba, para tenerlo preparado después de moler la yerba.

3 Si utilizamos boquilla de cartón, hay que prepararla antes de empezar a enrollar el porro, es fácil, tan sólo hay que formar un pequeño tubo con ella.

 

 

 

⛳ Cómo liar un porro paso a paso

 

 

1 Trocear el cannabis. Tan solo hay que introducir las flores limpias de tallos en el grinder, cerrarlo, girar ambas partes, abrirlo y evacuar la marihuana molida. Si tienes dudas puedes consultar este artículo que habla de cómo utilizar un grinder.

 

 

2 Cogemos el papel de liar que tenemos preparado y colocamos la yerba triturada sobre él, asegurándonos que la parte adhesiva quede hacia arriba.

 

3 Repartimos bien el cannabis a lo largo de todo el papel, dejando un extremo limpio, de al menos un centímetro, para colocar ahí la boquilla.

 

 

4 Introducimos la boquilla por el lado limpio, hasta que toque y empuje un poco la yerba, y aprovechamos la forma cilíndrica de ésta para ayudarnos a dar forma de tubo al porro. Con la ayuda de ambas manos, cogemos el papel sujetando la boquilla con una mano, y vamos girando hacia arriba y hacia abajo, mientras que con la otra mano imitamos el movimiento, dando forma cilíndrica al porro desde la boquilla hasta el otro extremo, subiendo y bajando el papel.

 

 

5 Una vez que nuestro porro tiene la forma deseada procedemos a cerrarlo. Para ello, mientras hacemos el movimiento arriba y abajo del paso 4, hay que presionar la parte de la boquilla para que al subir el papel quede presionada con la otra parte. Luego poco a poco se va subiendo todo el papel, pero antes de llegar a cerrarlo del todo hay que humedecer el pegamento con saliva, para que al terminar de liar se quede pegado.

 

 

6 Ahora solo queda prensar el porro, para ello podemos utilizar un cigarro, un lápiz, una llave, o cualquier artilugio con el que podamos apretar la yerba por el lado que ha quedado abierto.

 

 

 

Comprar CBD-OIL ARAE

Comprar C99 CBD Pev Semillas

⭐ Detalles que hay que tener en cuenta para aprender a armar un buen porro

 

 

  1. La marihuana tiene que estar seca y curada. Cuando la yerba está húmeda el porro se apaga o no tira correctamente.
  2. El triturado de la yerba es mejor que sea fino y homogéneo, de lo contrario el porro se consumirá más rápido por las zonas donde el cannabis quede más fino.
  3. El prensado es clave, si apretamos demasiado perdemos tiro, o sea, al no poder circular bien el humo por el interior del porro éste no tira bien, incluso se puede apagar. En cambio, si no se prensa lo suficiente se quema de forma desigual, por lo que hay que apretar de forma consistente pero sin pasarse. El secreto está en la práctica, nadie nace sabiendo.

 

 

 

✅ Conclusión

 

 

Liarse un porro de marihuana es una actividad sencilla cuando se tiene cierta experiencia. Al principio cuesta un poco, es normal que los primeros no tiren bien, se consuman de forma desigual, o incluso que se salga la boquilla durante alguna calada. No te preocupes, como ocurre con otras tareas, con la práctica se mejora la calidad del producto final. Si has aprendido algo nuevo con este artículo, o crees que le puede servir a otras personas, ¡Compártelo! Seguro que mucha gente lo agradece.

 

[Total: 3   Promedio: 5/5]
Fran Quesada Moya
Fran Quesada Moya
Redactor de Pevgrow, activista y freaky del cannabis en todos sus ámbitos, en especial la crianza y el desarrollo de nuevas variedades.
Ver más artículos

Deja un comentario