La mejor iluminación para el cultivo interior de plantas de marihuana

560
SHARES
Tiempo de lectura 8 minutos
Imagen de una marihuana en bikini recibiendo luz de uno de los mejores sistemas de iluminación indoor del 2022.
Imagen de una marihuana en bikini recibiendo luz de uno de los mejores sistemas de iluminación indoor del 2022.

 

La iluminación para el cultivo de cannabis ha mejorado mucho durante los últimos años, gracias a los avances tecnológicos en este sentido, las exigencias de los cultivadores, la legalización en muchos países, y sobre todo la necesidad de conseguir el tipo de luz más interesante en cuanto a consumo y eficiencia. En estos momentos tenemos disponibles diferentes tecnologías o tipos de iluminación para el cultivo indoor, pero en este artículo vamos a ver cuáles son las mejores por diferentes motivos. Si estás pensando en renovar tu sala de cultivo, quieres reducir el consumo de tu indoor, o necesitas mejorar el rendimiento sin aumentar el gasto eléctrico, este artículo te gustará, así que ponte cómodo y espero que disfrutes la lectura.

 

 

🎯 Mejores luces para marihuana de la actualidad

 
Únete a la familia cannábica de Pevgrow en nuestro: Y no te quedes con dudas sobre qué hacer en tu cultivo. ¡Pregunta a la comunidad Pevgrow 👍!

 

Sin duda en este momento las mejores luces para cultivar marihuana son las emitidas por los leds. LED es el acrónimo de Light Emitting Diode, o sea, es un diodo que emite luz, un pequeño dispositivo que permite el paso de la corriente en un sólo sentido, que al ser polarizado emite la luz. Esto representa una gran ventaja con respecto a otras tecnologías que concentran toda la luz en un foco, puesto que en un equipo LED hay muchos diodos repartidos por toda su superficie, algo que permite una dispersión de la luz mucho más interesante para que llegue una buena incidencia a todo el área del cultivo.

La luz para la marihuana clásica siempre había sido la tecnología HPS (alta presión de sodio) o HM (halogenuros metálicos) porque cuando se empezó a cultivar marihuana en interior, a finales de la década de los 60 y principios de los 70, era la mejor iluminación disponible. En ese momento también se empezaron a utilizar fluorescentes, que tenían la ventaja de no emitir el calor que dan las HPS, pero únicamente valían para cubrir el periodo vegetativo y no servían para florecer por su falta de intensidad. Posteriormente aparecieron las CFL (fluorescentes compactas) que tampoco son muy eficaces para producir cogollos pero todavía se utilizan para el crecimiento o mantener plantas madre y esquejes.

 

Hace unos años apareció en escena la tecnología LEC (light emitting ceramic) que se asemeja en el espectro a las HM pero no dan tanto calor ni consumen tanto, por lo que presentaban ciertas ventajas con respecto a las luces clásicas para el cultivo de hierba. No obstante, aunque tuvieron mucho éxito al principio, rápidamente se vieron superados por los leds de última generación.

 

Comparando las mejores luces para marihuana de la actualidad
Comparando las mejores luces para marihuana de la actualidad

 

 

Descarga totalmente gratis el diccionario de la marihuana

🔥 Luces LED para yerba

 

La verdad es que cuando salieron los primeros modelos, muchos pensamos que cultivar en indoor con LED sería una utopía, porque dejaban mucho que desear. Los diodos de 1w dieron paso a los de 2w y luego 3w, y aunque mejoró algo la eficacia de los equipos, todavía no se podían comparar con las luces para el cultivo más vendidas en ese momento. Posteriormente aparecieron los LED COB (chip on board) que en cierto modo empezaron a acercarse en prestaciones a las HPS, pero todavía no eran tan eficientes como los actuales. Y así llegamos hasta los leds de última generación que tenemos disponibles hoy, que no sólo han alcanzado en potencia y calidad a las luces de alta presión de sodio o halogenuros metálicos y cerámicos, incluso las han superado en todos los sentidos.

Los cultivos indoor con LEDs de última generación requieren de menos recursos energéticos, primero porque con un menor consumo eléctrico son capaces de conseguir el mismo o más rendimiento, pero también porque al emitir menos calor necesitan menos climatización. Esto sumado a su vida útil mucho más larga que la de cualquier otra tecnología de iluminación, los convierte en los más sostenibles con el medio ambiente.

LED Solux Titan
 

Comprar Panel LED Solux Titan
 

 

Mejores marcas de LED para el cultivo de marihuana

Más que la marca del equipo en sí, hay que tener en cuenta la marca de los diodos y los drivers que los componen. En este caso, Osram, Philips y Samsung han demostrado una mayor eficiencia que ninguna otra marca. Dentro de los sistemas LED hay que destacar los de la marca Lumatek y los de Mars Hydro, que desde nuestro punto de vista están por encima de los demás. Pero hay otras marcas menos conocidas como Solux o Sanlight que también montan piezas de las marcas antes mencionadas, por lo que pueden dar similares prestaciones pero a un precio menor.

Sanlight Evo 3-100
 

Comprar Sanlight Evo 3-100
 

Dentro de los distintos sistemas LED para el cultivo de cannabis hay que diferenciar también entre las pantallas que focalizan la mayor parte de la luz en un punto, y otros que constan de una estructura con barras que reparten mucho mejor la luz. En este último grupo los modelos Zeus de Lumatek, el Fluence Spydr de Osram, o los Dreamcatcher y Galaxy de Solux son los que guardan una mejor relación calidad/precio.

LED Fluence Spydr Osram
 

Comprar LED Fluence Spydr Osram
 

 

 

✅ Cultivando marihuana con LED Vs HPS

 

Los leds de última generación emiten un espectro de luz natural, nada que ver con los antiguos que proyectaban un tipo de luz que se veía todo rojizo. Esto es una gran ventaja porque sirven tanto para el crecimiento como la floración de las plantas, y además permite ver el color real de las hojas, y de esta forma comprobar su estado de salud rápidamente o detectar carencias, plagas y hongos a primera vista. Además de ser algo positivo para nosotros, las plantas lo agradecen porque este espectro de luz del LED no provoca ningún estrés. Las HPS emiten un tipo de luz muy potente pero poco efectiva para las plantas, ya que simula el espectro del sol en verano, por lo que pueden ser buenas para la floración pero no tanto para la fase vegetativa. Las lámparas de halogenuros metálicos en cambio, simulan el espectro del sol en primavera, por lo tanto van muy bien para cubrir la fase de crecimiento pero no tanto para florecer.

La altura de los LED en el cultivo de marihuana es otra de las ventajas de esta tecnología frente a las HPS de toda la vida. La altura de las HPS la marcaba la temperatura realmente, aunque siempre se ha dicho que una lámpara de 600w hay que ponerla a 60 cm de las plantas, lo ideal era acercarlas lo más posible dentro de lo que permite la temperatura, que en este tipo de luz suele ser muy alta. Los LED apenas emiten calor, y eso te da la posibilidad de acercarlos mucho a las plantas, aunque se recomienda dejar una distancia mínima de 30 cm aproximadamente con respecto a las puntas más altas de las plantas.

Con los leds actuales las plantas producen cogollos más grandes, densos y pesados, pero lo más importante es que también producen más resina y aceites esenciales. El mismo clon cultivado con HPS y con LED, lo más normal es que genere más THC y terpenos con LED que con las HPS. Esto quiere decir que la hierba cultivada con LED será más sabrosa y potente que la cultivada con lámparas de alta presión de sodio.

 

 

Comprar Blueberry Auto Pev Semillas

🚀 Fluorescentes, CFL, LEP, luz verde, ultravioleta y otras tecnologías para el cultivo indoor

 

Todavía se siguen utilizando masivamente los tubos fluorescentes en el cultivo de cannabis, pero sobre todo como luz de mantenimiento más que para crecer o florecer. Esta iluminación es de luz fría, el color suele ser blanco, y al no emitir calor pueden ser muy prácticos para colocar en estanterías de enraizado y mantenimiento de esquejes. Los CFL son fluorescentes de bajo consumo compactos, y su misión principal es la misma que la de los fluorescentes normales, aunque los CFL sí se pueden utilizar para la fase de crecimiento o para cuartos de plantas madre. No obstante, a lo largo de los últimos años los LED le han quitado todo el protagonismo a los fluorescentes porque también son de bajo consumo, tampoco emiten calor, y son mucho más eficientes.

La tecnología LEP (Light Emitting Plasma) resultó muy revolucionaria en su momento, pero con el tiempo también ha quedado relegada a un segundo plano. Se trata de una especie de mezcla entre HPS y LEC, con una gran eficacia pero con mucha emisión de calor por norma general. Este tipo de iluminación está más indicada para salas de cultivo muy grandes, ya que con un equipo de 1000w se puede iluminar una superficie de 2m x 2m, pero colocando el equipo a mucha altura, por lo que no tienen tanto sentido en armarios de cultivo o pequeñas habitaciones.

Todos sabemos que hay que respetar la oscuridad durante el ciclo nocturno de las plantas, porque de lo contrario les podríamos ocasionar estrés lumínico. Entonces ¿Qué podemos hacer para poder trabajar en el cultivo sin molestarlas? Hay 2 opciones, o trabajar durante el ciclo diurno, o colocar una lámpara de luz verde. La luz verde no molesta a las plantas porque parece ser que no tienen fotorreceptores para este tipo de espectro lumínico, por lo tanto no les provoca ningún tipo de estrés.

 

 

📲 Luz ultravioleta para plantas de marihuana

 

Dentro de toda la fracción ultravioleta del espectro del sol se encuentran los famosos rayos UVA, que además de valer para ponernos morenos en verano, estimulan a las plantas para producir más resina y aceites esenciales. Desde hace años se sabía que las plantas cultivadas en alta montaña, en el ecuador, o en los trópicos, generan más cannabinoides y terpenos que las cultivadas en otras regiones del planeta. Dentro de la luz ultravioleta también están los rayos UVB, que al contrario que los UVA, tienen la capacidad de disminuir la producción de CBD, por lo que no sería tan interesante para cultivos orientados al consumidor terapéutico.

Otra ventaja de la luz ultravioleta para el cultivo de marihuana es que puede servir como fungicida, disminuyendo la capacidad germinativa de las esporas y frenando el crecimiento del micelio. Como punto negativo hay que decir que no es buena la exposición prolongada a este tipo de luz por nuestra parte, hace obligatorio el uso de gafas protectoras, y tu piel puede sufrir quemaduras u otros problemas. Pero al igual que ha ocurrido con el resto de tipos de luz para el cultivo, los nuevos LED de última generación están copando todos los espacios de cultivo indoor, y al ser de espectro completo también emiten una pequeña parte de rayos UVA y UVB, por lo que son los mejores para todo.

 

 

✨ Luces LED para marihuana a la venta

 

Si ya estás convencido de renovar la iluminación para tu cultivo con luces LED pero todavía no sabes cuál elegir, te recomiendo empezar con un sistema de barras como los de los modelos Zeus de Lumatek, ya que desde nuestro punto de vista son los mejores en relación calidad/precio. Si quieres algún modelo más económico, mira los de la marca Solux, que como te decía antes no tienen mucho que envidiar a los de las marcas más punteras porque constan de una tecnología muy similar y montan los mismos diodos y drivers, que al fín y al cabo es lo más importante del LED.

Zeus de Lumatek
 

Comprar Zeus de Lumatek
 

 

 

⛳ Conclusiòn

 

La iluminación para el cultivo de plantas de cannabis ha avanzado mucho y ahora disponemos de muchas tecnologías diferentes para elegir. En este artículo hemos visto cuáles son las más habituales de la actualidad, y espero que te sirva para poder elegir bien la próxima vez que tengas que renovar la luz de tu indoor. Si te ha gustado o has aprendido algo nuevo, espero que lo compartas en tus redes sociales para que la información llegue a más gente, nosotros desde aquí te lo agradecemos de antemano.

 

 

⭐ Preguntas frecuentes

 

¿Cuál es la mejor luz para el cultivo indoor?

Sin duda en estos momentos la mejor luz para marihuana son los LED de última generación y espectro completo, sobre todo los sistemas de barras por el inmejorable reparto de luz que consiguen, la calidad y potencia lumínica, su bajo consumo comparado con otras tecnologías, y lo más importante, su gran eficiencia.

 

¿Cuántos vatios debe tener mi luz de cultivo?

Pues eso depende del tipo de luz y el espacio de cultivo que quieras iluminar, pero para que te hagas una idea, con HM o HPS necesitas unos 600w/m2, con LEC alrededor de 450w/m2, y con LED bastaría con 400w/m2. Con fluorescentes no es muy recomendable cultivar a menos que sea para mantener plantas, porque el desarrollo es muy lento.

 

¿Qué color de luz de cultivo es mejor?

El mejor es el espectro más similar al del sol, que en la actualidad sólo lo consiguen los LED más modernos. Es un color que apenas cambia el color real de lo que refleja, al igual que ocurre con la luz del sol, pero que contiene todos los colores que la planta necesita para su correcto desarrollo, desde el crecimiento hasta la floración.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)
¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes sociales!
Fran Quesada Moya
Fran Quesada Moya
Redactor de Pevgrow, activista y freaky del cannabis en todos sus ámbitos, en especial la crianza y el desarrollo de nuevas variedades.
Ver más artículos
Participa en el debate

Deja un comentario

Ir al contenido