Hay 52 productos

Extracción y filtración de resina de marihuana 

La extracción es el proceso por el que se despega la resina de la marihuana del resto del cuerpo de su origen vegetal. De esta forma, se comienza a trabajar con la resina de forma independiente para que puedas fabricar tu propio hachís.

¿Qué es la resina de marihuana?

Es un polvo blanco que se almacena en bloques marrón oscuro donde se preparan, ¿te suena? Sí, efectivamente, la resina de la marihuana es el hachís.

Al igual que la planta original posee unas características similares al fumar sus hojas, con la extracción del hachís ocurre algo similar: ofrece una resina con una gran cantidad de THC concentrado y que puede presentar distintos sabores.

Extracción de la resina

Existen muchos métodos para extraer la resina de la marihuana y todos ellos cambian según los utensilios que se elijan para llevar a cabo dicho proceso.

Extracciones con gas butano

Un tubo de acero o borosilicato se llena de hierba y se agujerea por uno de los lados. A través de ese agujero que se ha construido, se prepara una entrada para la válvula de una botella de gas butano.

El gas arrastrará las glándulas de la maría en forma de líquido hasta un recipiente de borosilicato que se colocará a la salida del tubo. Dicho recipiente se encontrará debajo de una olla con agua a unos 80º con la finalidad de evaporar todo el gas butano que pueda quedar.

A partir de aquí, puedes optar por una serie de materiales u otros para continuar con el proceso.

Extracciones con hielo

Para comenzar con este método debes saber que se trabaja con distintos tipos de mallas de extracción de resina y con agua que rondará los cuatro grados bajo cero. Lo que se pretende conseguir es congelar los tricomas que se almacenan en las resina para que pueda desprenderse más rápido y poder crear hachís.

Para llevarlo a cabo necesitarás un cubo, un utensilio para remover y las mallas. Estas tienen que ir dentro del cubo en función de su micraje (de menor a mayor) y arriba se introducirán la hierba, el agua helada y unos cubitos de hielo que deberás remover durante 15 minutos, aproximadamente. Después, deberás esperar 5 minutos y repetir todo el proceso 4 veces más.

Para sacarlo de ahí deberás utilizar papel de cocina e ir escurriendo el resultado obtenido, que deberá secarse durante 15 días y no recibir ningún tipo de luz.

Extracción en seco

En este caso, solo se necesita una malla de micraje y la fuerza vibratoria de un extractor básico. Para aumentar la calidad de la resina lo recomendable es congelar la hierba dos horas después de finalizado el proceso.

Existen más tipos de extracción de la resina de la marihuana que pueden ser utilizados en función de las particularidades que persigas obtener.

Utensilios para la extracción y filtración

Para acometer el proceso de extracción y filtración de la marihuana existen una serie de distintos materiales necesarios para alcanzar un trabajo óptimo y sin fallos. Por ello, en PevGrow hemos ampliado nuestro catálogo para que puedas acceder a las mallas de micraje de cualquier tamaño, a una lavadora de marihuana o a los extractores.

Tipos de extracciones de CBD (Hash, Jelly, Polen)

El CBD se desprende junto a la resina en la mayoría de los casos y, a día de hoy, es un elemento bastante solicitado para el alivio del dolor en ciertas partes del cuerpo.

El procedimiento de obtención de este aceite más seguro y limpio, sin químicos, es la extracción con CO2. Dicho método aprovecha la temperatura y la presión para lograr sus objetivos.

En esta sección encontrarás todos los productos necesarios para tus extracciones y filtraciones al mejor precio. Si quieres ampliar información, confía en los expertos de PevGrow y cuéntanos tus dudas.