Antonio Escohotado Espinosa, toda una vida de drogas, amor, libertad, y enemigos del comercio

560
SHARES
Tiempo de lectura 9 minutos
Foto de Antonio Escohotado rodeado de varios tipos de sustancias
Foto de Antonio Escohotado rodeado de varios tipos de sustancias

 

Antonio Escohotado nació en Madrid en el año 1.941, en una familia bastante acomodada teniendo en cuenta de que estamos hablando de la época de la posguerra civil española. Su bisabuelo Vicente fué alcalde de Galapagar, y su padre (Román Escohotado) fué escritor y periodista galardonado con varios premios, que empezó siendo socialista pero acabó apoyando a la falange, básicamente un camino similar al que tomó su hijo muchos años después, salvando las distancias.

La casa donde nació Antonio Escohotado siempre estuvo llena de libros de todo tipo, y como siempre fué un niño curioso y gran lector, empezó a culturizarse desde muy joven. Su padre fué destinado a Brasil como agregado de prensa en la embajada española en Río de Janeiro desde 1.946 hasta 1.956, y esto marcó la infancia del pequeño Antonio, que aprendió el idioma portugués entre otras cosas leyendo el Quijote en esta lengua. Siendo todavía un niño empezó un cuaderno de notas llamado “Historia del pensamiento occidental”, donde ya dejaba claro que lo suyo era la filosofía.

 

 

🧐 Escohotado jóven

 
Telegram Pevgrow

 

La familia de Antonio Escohotado le pudo dar una buena educación, y al volver a España empezó su carrera como filósofo, aunque el abrupto cambio que vivió del bonito y libre Brasil de donde venía al oscuro y nacionalcatólico Madrid de la década de 1.950 a dónde llegó, sacó su espíritu rebelde y libertario a relucir con una fuerza que ya nunca pudo detener. Poco después le obligaron a hacer el servicio militar, algo que también le marcó en cierto modo porque chocaba frontalmente con su espíritu libertario, aunque realmente pasó la mayoría del tiempo en una prisión militar.

Su padre le hizo ver que la filosofía no le podría dar una gran calidad de vida, y Antonio empezó la carrera de derecho confiado en que tendría más salidas laborales. No obstante, su amor por el pensamiento libre y el impacto que le causó el descubrimiento del filósofo alemán Hegel, obligó a Escohotado a seguir ampliando sus conocimientos al mismo tiempo que intentaba contentar los deseos de su progenitor.

 

Antonio Escohotado educación y estudios

El jóven Antonio Escohotado quiso aunar su pasión con los consejos de su padre, y cursó de manera simultánea las carreras de filosofía y derecho en la universidad complutense de Madrid, de la que salió con un doctorado en filosofía del derecho. Gracias a este título y su dominio de los idiomas pudo ejercer de filósofo, escritor, jurista, traductor, y hasta profesor universitario, pero ante todo se podría decir que Escohotado ha sido uno de los más grandes pensadores de su época a nivel mundial.

Una vez acabados los estudios, Escohotado empezó a trabajar en el ICO después de ganar unas oposiciones, y combinó este trabajo con el de ayudante en la facultad de derecho y política de la Complutense y otros encargos que le salieron. Entre otras cosas trabajó también como DJ o “pinchadiscos” como se conocían en aquella época, poniendo música de Pink Floyd entre otras bandas de rock.

 

 

Descarga totalmente gratis el diccionario de la marihuana

🎯 Mujeres, matrimonios e hijos de Antonio Escohotado

 

Antonio Escohotado conoció a muchas mujeres a lo largo de su vida, se casó 3 veces y tuvo 7 hijos, aunque uno de ellos murió con 40 años. Su primera esposa fue Cristina Alvarez de Lorenzana, con la que se casó a principios de la década de los 60 y tuvo 4 hijos, Jorge que en la actualidad se dedica a expandir la obra de su padre mediante la editorial “La Emboscadura”, Daniel, Alejandro, y Román, que fue el que murió mientras trabajaba en Corea del Sur.

Su segunda esposa fue Mónica Balcázar, con la que tuvo otros 2 hijos, Rebecca y Antonio. Escohotado siempre fue muy amigo de Fernando Sanchez Dragó, concretamente desde el año 1.975, participó en muchos de los programas presentados por él, e incluso trajo a invitados de la talla de Albert Hoffmann, el químico que sintetizó por primera vez el LSD. Antonio Escohotado se enamoró de la mujer de Sanchez Dragó, Beatriz Salama, hasta el punto que ambas parejas se separaron y desde entonces Beatriz se convirtió en su tercera y última esposa, con la que tuvo una hija y que le acompañó hasta sus últimos días.

Ahora puede parecer un tanto extraño ver cómo una persona le “quitaba” la mujer a un amigo, pero tal como reconoció el propio Sanchez Dragó años después, en aquel momento era algo bastante normal en su grupo de colegas y varios de ellos habían compartido las parejas. Hay que entender que desde mediados de la década de los 60 y prácticamente toda la década de los 70, en el mundo se vivía un impulso de amor libre influenciado por el movimiento hippie que ya no se ha vuelto a ver.

 

 

👾 Escohotado en Ibiza

 

Antonio Escohotado llegó a Ibiza en el año 1.971 atraído por la fama que estaba adquiriendo esta isla como hogar para los hippies de todo el mundo. En ese momento trabajaba como traductor y tenía bastante libertad para combinar su profesión con el espíritu libertario que de él emanaba. Allí se instaló con su hijo en un primer momento, en una casa de payeses que no tenía agua corriente ni electricidad, como era normal en ese momento, y empezó a vivir con lo básico, sus libros, su guitarra, y por supuesto su pluma, totalmente convencido de que se podía vivir de lo que los demás tiraban.

Antes de llegar a Ibiza había oído hablar de la hermandad del amor eterno, un movimiento de surfistas y hippies que importaba hachís de afganistán y otros países para financiar la producción de LSD, y esto atrajo mucho al maestro Escohotado, que de una u otra forma empezó a colaborar con ellos. En ese momento cultivaba marihuana para autoconsumo y tomaba ácido lisérgico y otras drogas psicodélicas para experimentar y expandir su conocimiento.

 

Antonio Escohotado y Amnesia Ibiza

Mucha gente desconoce que Antonio Escohotado fue el fundador de la discoteca Amnesia de Ibiza, una de las más famosas a nivel mundial en estos momentos. Después de morir sus padres, Antonio heredó entre otras cosas un piso en la calle Génova de Madrid, que después de venderlo por mucho menos dinero de lo que valía realmente, pudo comprar lo que poco a poco se fue convirtiendo en el sitio de reunión de la gente más cool, Amnesia Ibiza. Famosos como Orson Wells, Ursula Andrews o las bandas de rock Bad Company y Pink Floyd entre otras eran habituales en las fiestas de esta discoteca, aunque con el paso del tiempo cambió tanto la música como los personajes que la visitaban.

Sin saberlo en ese momento, Don Antonio Escohotado estaba colaborando con el cambio de paradigma de la isla ibicenca, ya que hasta 1.970 no era más que un reducto hippie, pero desde que apareció la discoteca Amnesia, Ibiza se colocó en el mapa mundial como un destino turístico de lujo. Todas estas vivencias las dejó plasmadas en varios artículos para la revista Cáñamo, que después darían forma a uno de los últimos libros de este autor, llamado “Mi Ibiza privada”.

 

 

✅ Antonio Escohotado y la cárcel

 

Si hay algo insoportable para un espíritu libertario es precisamente limitar o coartar su libertad, y por desgracia Antonio Escohotado lo tuvo que “sufrir” en varios momentos de su vida, poniendo sufrir entre comillas porque supo aprovechar muy bien el tiempo de condena. La primera vez que entró en prisión fue en una cárcel militar, en la que estuvo 14 meses por no ser el mejor soldado que se podía esperar mientras realizaba el servicio militar. La segunda vez ya vivía en Ibiza y fue por cultivar marihuana, algo que posteriormente le volvió a traer problemas.

La tercera vez que Antonio Escohotado entró en la cárcel fue porque estuvo involucrado en una operación de tráfico de drogas que organizó la policía como una trampa, pero esta vez cambió la historia porque aprovechó este tiempo para escribir “La historia general de las drogas”, la obra más completa sobre drogas en idioma español que se haya escrito jamás. Escohotado ya no volvió a entrar en la cárcel, y cuando salió después de escribir esta magna obra, un funcionario de prisiones afirmó que era el mayor ejemplo de reinserción de la historia, algo que no dudamos.

 

 

🚀 Historia general de las drogas por Antonio Escohotado

 

Este libro está considerado como el más completo en temas de drogas desde el punto de vista cultural, sociológico, histórico, mitológico e incluso político. Tiene un total de 1.547 páginas donde repasa el uso que la humanidad ha hecho de las drogas a lo largo de la historia, desde la antigüedad hasta nuestros días. Se editó por primera vez en el año 1.983, y está formado por la unión de 3 libros que en un primer momento se publicarían por separado, “El libro de los venenos”, “Para una fenomenología de las drogas” y “Aprendiendo de las drogas”

En este libro Antonio Escohotado no hace apología de las drogas como tal, pero expone mucha información al respecto y explica que se puede hacer un uso responsable siempre y cuando haya una gran educación al respecto. La historia general de las drogas demuestra que todas las civilizaciones han utilizado diferentes tipos de drogas en rituales ancestrales, ceremonias religiosas, y sobre todo para expandir su conocimiento. Para mucha gente este libro fue el más importante de Escohotado, pero él considera su mejor obra una que escribió mucho tiempo después y que le llevó hasta 22 años terminar, “Los enemigos del comercio”

Aunque a priori no lo parezca, ambos libros están muy relacionados porque tienen bastantes puntos en común, pero sobre todo el imperio griego. Grecia defendía el comercio frente a Esparta, que eran básicamente guerreros, o sea, enemigos del comercio. En Grecia adoraban a los dioses Dionisio y Baco, y sus habitantes consumían vino, opio, y láudano que era una mezcla de ambas, pero lo que más llamó la atención de Escohotado, Albert Hoffmann, y otros entendidos de las drogas fueron los misterios de Eleusis. Estos misterios están recogidos  en diferentes escritos que describen una ceremonia que realizaban los griegos en una antigua ciudad costera llamada Eleusis, donde consumían un pan elaborado con cebada contaminada con el cornezuelo del centeno, el hongo precursor del LSD. 

Algunos de los filósofos griegos más importantes de la historia eran asiduos a estos ritos, y estamos seguros que ayudaron a la expansión y desarrollo del imperio griego. El imperio romano estuvo muy influenciado por el griego, y siguieron durante varios siglos disfrutando de las bacanales, el opio y el vino, hasta que empezó a extenderse el cristianismo y con él la prohibición de las drogas y otros placeres. La religión cristiana denostaba a los mercaderes, y el imperio romano la impuso a fuerza en todos los territorios que conquistó, una especie de comunismo que impulsó a Antonio Escohotado a cambiar su pensamiento y profundizar en este tema que marcó su mayor obra literaria, los enemigos del comercio. Aunque había sido comunista declarado en su juventud porque esto significaba ir contra el sistema establecido en ese momento en España, a partir de ese momento se dedicó a plasmar las ventajas que para él tiene el liberalismo frente al comunismo.

Biografía de Antonio Escohotado
Biografía de Antonio Escohotado

 

 

📖 El último libro de Antonio Escohotado

 

El último libro del maestro Escohotado todavía no se ha publicado, pero según su hijo Jorge está a punto de salir al mercado. Es muy posible que se convierta en su obra más importante para muchos de nosotros porque es un diario o cuaderno de apuntes donde Antonio anotaba sus sensaciones después de consumir todo tipo de drogas, desde la dosis umbral, dosis mínimas y máximas por peso, y sobredosis. En varias ocasiones manifestó “Espero que todas las horas que me he tirado abrazado a la taza del wc vomitando le eviten ese mal rato a otras personas” Este libro “secreto” de Antonio Escohotado está relacionado con su otra obra “Aprendiendo de las drogas”, pero profundiza mucho más desde el punto de vista personal, plasmando su experiencia en primera persona.

 

 

✨ Muerte de Antonio Escohotado

 

Escohotado se enorgullecía de no haber pisado un hospital durante sus últimos 60 años de vida, pero la realidad es que él sabía mucho más de remedios farmacológicos que cualquier médico. Antonio tenía un botiquín muy variado, y conocía perfectamente su cuerpo y cómo respondía ante el consumo de diferentes sustancias. Murió con 80 años y hasta el último día fumó 3 paquetes de tabaco diarios. Bebía whisky cada día y tomaba opio en diferentes formas de manera regular, sin embargo llegó hasta sus últimos días con una claridad mental impresionante, una memoria envidiable, y físicamente se encontraba bastante bien.

Nunca hizo apología de las drogas como tal, sólo transmitió toda la información posible al respecto y demostró de forma empírica que se puede hacer un uso responsable de ellas a lo largo de toda una vida. Para los últimos tiempos de su vida pidió volver a Ibiza, el lugar donde realmente nació como leyenda y donde pudo vivir como a él le gustaba, con total libertad.

 

 

🔥 Fiel a su filosofía de principio a fín

 

Desde muy pequeño empezó a leer a los filósofos más transgresores, siendo Hegel y Aristóteles sus principales influencias. Aún no le había salido bigote cuando comenzó “Historia del pensamiento occidental” para impresionar a su padre, y la vida le llevó completar esta obra a través de los muchos libros que escribió, intencionadamente o involuntariamente. Comenzó con la filosofía para entender lo que había significado la religión en la humanidad, posteriormente entendió como la religión monoteísta occidental había “prohibido” las drogas y otras libertades, y finalmente demostró que los enemigos del comercio nos han llevado al momento histórico donde estamos en la actualidad.

 

 

⚠️ Preguntas frecuentes

 

¿De qué murió Antonio Escohotado?

Antonio Escohotado tenía Parkinson, algo que según su hijo Jorge se pudo ver la evolución a través de los manuscritos dejados, donde se veía claramente cómo la letra fue empeorando a medida que la enfermedad avanzaba. Posiblemente tenía cáncer también, pero aparentemente se encontraba muy bien hasta pocos meses antes de fallecer, y esto se puede comprobar en las muchas entrevistas que dejó, incluso en sus últimos días.

 

¿Cuántos hijos tiene Antonio Escohotado?

Escohotado tuvo 7 hijos de 3 mujeres diferentes, aunque uno de ellos (Román) murió hace unos años. Su hija menor le hizo una de sus últimas entrevistas en Ibiza, pero fue su hijo Jorge el que pasó más tiempo con él durante sus últimos años de vida, curiosamente el único que no había vivido de pequeño con Antonio. Jorge Escohotado acompañó a Antonio en muchas de las últimas conferencias que dió por todo el mundo, llevó sus redes sociales, publicó en Youtube y otras plataformas todos los videos disponibles, y extendió su obra por todo el planeta a través de su editorial “La Emboscadura”.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)
¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes sociales!
Fran Quesada Moya
Fran Quesada Moya
Redactor de Pevgrow, activista y freaky del cannabis en todos sus ámbitos, en especial la crianza y el desarrollo de nuevas variedades.
Ver más artículos
Participa en el debate

Deja un comentario

Ir al contenido