Cómo crear un club de cannabis

1 4750
[Total:53    Promedio:2.3/5]

Qué se puede y qué no se puede hacer (dentro de la legalidad) en un club de cannabis. Esa es la cuestión. Y es que, a la hora de crear un club de cannabis nos encontramos con un limbo legal en el que es complicado moverse.

Para arrojar un poco de luz a este ámbito que no está muy bien definido en lo que a legalidad se refiere, recurrimos a la Federación de Asociaciones Cannabicas (FAC) que marca unas reglas generales conformes a la legislación vigente.

 

– Así, y para empezar, un club social de cannabis es una asociación que abastece y distribuye cannabis entre sus socios, que son mayores de 18 años y que están en un ámbito privado.

– Asimismo, no se podrá hacer difusión de cannabis a personas que no pertenezcan a la asociación.

– En dicha asociación no existe el ánimo de lucro y se establece un consumo restringido de cannabis por usuario y dicha asociación tendrá que producir por sí misma el cannabis destinado a los socios, de esta manera no se recurre al mercado negro.fac1

Desde la FAC se asegura que, si las instituciones apoyaran más a estos clubes de cannabis, se reducirían muchos de los problemas que surgen en torno a las drogas: bajaría la venta en el mercado negro, los consumidores tendrían marihuana no adulterada y de más calidad, se impediría el acceso a la marihuana a menores de edad… Pero, lamentablemente, las instituciones no están muy por la labor de legalizar por completo el consumo de marihuana.

En España hay alrededor de 150 clubes sociales de cannabis y hay en la actualidad alrededor de 200 que están en proceso de formación.

En España hay alrededor de 150 clubes sociales de cannabis.

En España hay alrededor de 150 clubes sociales de cannabis.

¿Cómo se crea una asociación?

Una asociación de cannabis ha de ajustar sus estatutos y su acta fundacional a lo que dispone la Normativa Básica Reguladora Autonómica del Registro de Asociaciones.

– También debe tener un CIF registrado en la Agencia Tributaria.

– Asimismo, tiene que funcionar de manera democrática, participativa e igualitaria.

– La asociación tiene que celebrar, al menos, dos asambleas generales al año, dando voz y voto a cada uno de sus asociados.

La asociación tiene que celebrar, al menos, dos asambleas generales al año.

La asociación tiene que celebrar, al menos, dos asambleas generales al año.

– Tiene que hacer pública la memoria de actividades y el presupuesto que tenga.

– Tener el archivo de actas al día.

– Tener las bases de datos inscritas en la Agencia de Protección de Datos.

No deberá publicitarse ni hacer apología del consumo de la marihuana.

– No debe funcionar con más de 655 socios.

– Los socios no podrán retirar más de 25 gramos a la semana.

– Una Asociación Cannábica no podrá tener alcohol de alta graduación, tabaco o cualquier otra droga legal o ilegal a excepción, claro está, del cannabis.

Solo se puede consumir cannabis, ni alcool ni tabaco, ni otros drogas

Solo se puede consumir cannabis, ni alcool ni tabaco, ni otras drogas

– Las asociaciones de cannabis están sujetas a un horario de apertura y cierre.

Pero, no todas las asociaciones son iguales y la justicia no siempre interpreta de la misma manera lo que sucede en una u otra asociación. En este sentido, el Tribunal Supremo acaba de dictar en el mes de octubre (2015) unas reglas para saber si hay delito o no en las actividades que se llevan a cabo en una asociación de cannabis.

– En primer lugar, la asociación debe estar formada solamente por usuarios habituales de cannabis pero no puede estar abierta a tener un número de socios ilimitado. Este límite se crea, al parecer, para que otras personas que no tengan que ver con los estatutos del club acaben por consumir marihuana de forma ilegal.

Tribunal Supremo: “fumar cannabis debe ser un acto íntimo sin trascendencia pública”

Tribunal Supremo: “fumar cannabis debe ser un acto íntimo sin trascendencia pública”

– En segundo lugar, el consumo se tiene que hacer en un lugar cerrado para que la sustancia no llegue al resto de personas que no forman parte del club, en palabras textuales del Tribunal Supremo: “fumar cannabis debe ser un acto íntimo sin trascendencia pública”.

– Las personas asociadas deben estar identificadas.

– El consumo del cannabis debe ser inmediato, de esta manera, el producto no puede salir del local ni puede llegar a terceras personas.

– La cantidad de cannabis que pueden tener estas asociaciones tiene que ser “mínima y adecuada para su consumo en una sola sesión“, según el texto del Supremo.

– La marihuana no se puede almacenar en grandes cantidades.

– Los responsables de la asociación deben velar por el cumplimiento de las normas anteriores.

Pero está claro que, cada caso asociación puede ser un mundo y que hay muy poca legislación al respecto. A la hora de escribir este artículo (noviembre de 2015), lo más reciente que tenemos es, precisamente, una sentencia del Tribunal Supremo que acaba de condenar a 8 meses de cárcel y 5.000 euros de multa al presidente, al secretario y a la tesorera de la Asociación de Estudios y Usuarios del Cánamo EBERS de Bilbao y a 3 meses de cárcel a dos colaboradores que envasaban el cannabis que se repartía a los socios.
Por Noelia Jiménez, Equipo de Piensa En Verde

1 Comentario

  1. martcos 4 mayo, 2018 at 21:32

    que bien cuando se haze bien,pero despues estan piratas como galicanna,que la funciona solo con una persona,que cultiba,reparte,haze y desaze cuentas,come bebe fuma,vive se alquila coches con la asoziaccion,amparandose en engaños.señor bruno jurnes o algo asi,un delincuente,que se ampara en una asoziaccion,echale huevos y azte camello,y no uses una asoziaccion para vivir.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Qué es pevgrow.com
PEV Grow nace en el año 2009, es una empresa ubicada en Valencia, ciudad costera del este de España. Nace después de un año de intenso trabajo con el fin de asesorar sobre el uso y la utilización de las conocidas semillas de marihuana. Enviamos semillas a cualquier parte del mundo...