La poda apical

4 10416
[Total:111    Promedio:3.4/5]

 

Cómo realizar la poda apical en tus plantas

Cómo realizar la poda apical en tus plantas

 

 

 

Hoy vamos a comentaros de una manera sencilla las técnicas de poda más profesionales, siendo una de la más importantes la poda apical, y su repercusión en la producción final, es decir, cómo una buena técnica de poda puede hacer que tu planta se convierta en un arbusto enorme repleto de flores resinosas.

 

Las técnicas de poda han venido usándose por cultivadores expertos provistos de “mano verde” desde tiempos inmemoriales, puesto que proporciona grandes ventajas, una de ellas, es la limitación del tamaño de las plantas y su consecuente aclimatación a cultivos de interior, mejorando el rendimiento y la calidad de su resina.

 

La técnica más utilizada es la concerniente al corte del meristemo apical, o poda apical, la cual, consiste en el corte inmediatamente anterior al último nudo de la rama principal de la planta. Se realiza para controlar el crecimiento de la planta, y es el tipo de poda más conocido entre los cultivadores de cannabis.

 

 

Diferenciar poda Apical y poda FIM

Diferenciar poda Apical y poda FIM

 

 

¿Qué es la poda apical?

 

La poda apical consiste en cortar la punta de la planta justo por debajo del último nudo. Se debe de realizar de manera limpia evitando así que la planta sufra menos estrés (porque las plantas, aunque parezca mentira, también se estresan). El corte se puede realizar con cualquier herramienta afilada (lo mejor es usar unas tijeras de poda) y esta ha de estar previamente desinfectada.

 

 

 

Podadora Samurai Warrior

 

La Podadora Samurai Warrior está diseñada con láminas de acero inoxidable y un cómodo mango antideslizante de goma…

Características
Para la poda en general.
Corta ramas de hasta 2,54cm. de diámetro.
Cierre de seguridad
Empuñadura moldeada en goma
Duradera para un uso continuado
Hojas tratadas contra el efecto de resinas y aceites.

Más información sobre
Podadora Samurai Warrior

 

 

 

 

¿Por qué hacer la poda apical?

 

Esta poda se realiza para conseguir dividir en dos ramas principales la energía de crecimiento de la planta, expandiéndose en forma de cono invertido, dando lugar a plantas de características arbustivas.

 

Las fitohormonas Auxinas, las cuales ya hemos mencionado en alguna ocasión, tienen la función, entre otras muchas, de inhibir la bifurcación de la rama principal, cosa que deja de ocurrir en cuanto hacemos la poda apical. Esto es debido a que las auxinas dejan de generarse en el meristemo ya cortado, permitiendo la bifurcación del tallo.

 

En el caso de variedades sativas muy fotorresistentes este tipo de poda le puede ir bien por el control obtenido sobre la altura final de la planta, así como de un adelanto del inicio de la floración incluso.

 

Por lo tanto, todos los amantes de las sativas, deberían tenerlo muy en cuenta….

 

…Se que estais ahí…qué pensáis? 🤔 La habéis practicado con vuestras Thai, por ejemplo?

 

La poda FIM, también es apical, aunque el nombre os confunda, es exactamente lo mismo, la diferencia es que en la poda FIM se aprovecha el último nudo para que la planta se expanda lateralmente. El impacto hormonal es más suave, por lo que es una poda menos agresiva que la puramente apical, teniendo en cuenta, además, que eliminamos menor cantidad de masa vegetal. El corte se realiza en las hojas jóvenes recién formadas de dicho meristemo.

 

 

¿Cómo hacer la poda apical?

 

Aunque en el mercado tienes los instrumentos adecuados para realizar la poda con total seguridad, un ejemplo de material de poda adecuado es la Podadora Samurai Warrior que está diseñada con láminas de acero inoxidable y un cómodo mango antideslizante de goma. Puede llegar a cortar ramas de hasta 2,54 centímetros de diámetro. Tiene cierre de seguridad y su empuñadura moldeada en goma, es duradera y cómoda para un uso continuado.

 

Por otra parte, cuantas más ramas tenga la planta, más flores desarrollará en las nuevas ramas que se vayan generando. Una vez que cortamos esa parte superior, o meristemo apical, la planta ya no crecerá más en línea recta, comenzando a desarrollar más ramas en la zona por debajo del corte. Tendremos ramas más fuertes y cogollos de gran calidad. Además, si podas la planta con esta técnica ayudarás a tu cosecha a aprovechar al máximo la luz, ya que esta le dará a la planta de manera más homogénea que si la dejáramos crecer a lo alto

 

 

 

 

 

¿Cuándo aplicarla?

 

La poda se realiza siempre en la etapa de crecimiento, aprovechando el pico de mayor liberación de auxinas en el tallo, para con dicha poda provocar un “shock” hormonal de gran impacto en la producción de follaje en forma lateral.

 

Esto puede generar en la mayoría de los casos un retraso en la floración, pero en contraprestación, una más que probable mayor producción de cogollos.

 

En cultivos de interior, las decisiones de poda se toman en base a la altura final de plantas que queremos en nuestro indoor, y al espacio total, puesto que acabaremos teniendo plantas más bajas pero más anchas. Siempre realizaremos la poda unos 10 dias antes del cambio de fotoperiodo, observando primero el crecimiento de las nuevas ramas laterales y la reacción global de la planta, ya que en ocasiones podemos notar un “parón” en su desarrollo. Si esto ocurre, tenemos que mantener el fotoperiodo de crecimiento hasta ver que nuestras plantas recuperan el vigor y las ramas laterales han adquirido cierto tamaño para poder iniciar su floración con garantías.

 

En exterior, lo mismo, pero jugando con el fotoperiodo natural, de modo que efectuaremos la poda a finales de junio, siempre teniendo en cuenta el tamaño de la planta. Aconsejamos que la planta tenga entre 80 y 100 cm para una correcta poda apical en exterior sin afectar negativamente a su desarrollo y inicio de floración. No os defraudará.

 

Si tenemos en cuenta que hablamos de variedades fotodependientes, lo hacemos porque en muy pocas ocasiones tiene sentido podar variedades autoflorecientes, aunque lo hemos practicado, pensamos que el modo de cultivo sencillo que presentan estas genéticas es mejor no modificarlo. Una semilla de marihuana autofloreciente es rápida por sistema, y no vemos razón para alterar su floración mediante la poda, pudiendo incluso provocar la aparición de flores macho (hermafroditismo) debido a su delicadeza hormonal.

 

No recomendamos hacer poda apical en floración o llevar a cabo poda apical en autoflorecientes.

 

Tampoco es necesario que os obsesioneis con el número de nudos que debe tener la planta para ser podada, ya que, algunas genéticas presentan distancias internodales más cortas, como puede ser el caso de los fenotipos afghani o Kush. Es mucho más relevante el tamaño de la planta y su estado de salud.

 

Ah! Y no os olvidéis de podar las hojas viejas de la parte inferior de la planta cuando presenten clorosis durante la floración.

 

Vuestra planta rebosará salud!!

Vuestra planta rebosará salud!!

 

Este proceso es normal, ya que sobretodo al final de la floración la planta necesita un arsenal de energía para biosintetizar nuestros amados cannabinoides y terpenos. Es por ello que las hojas que presentan más de la mitad de su masa vegetal de color marrón debamos podarlas por su peciolo, a una distancia de su tallo de unos 2.5 cm.

 

 

¿Cuántas se pueden hacer?

 

Como normal general una poda por planta, siempre antes del inicio de la floración. Será suficiente para conseguir tus objetivos de control de la altura de la planta, cantidad de masa vegetal y calidad de cogollos.

 

 

Conclusión

 

Espero que estos leves consejitos os hayan hecho reflexionar sobre la importancia que tiene esta técnica en el cultivo de cannabis medicinal.

 

En PEV Grow pretendemos que todo aquello que cultivéis os salga a la perfección, ya sea en interior como en exterior, sin importar la variedad de semilla que escojais, puesto que vuestros gustos son también los nuestros.

 

Esperamos que os haya gustado nuestro post sobre la poda apical y no olvidéis compartir y contarnos vuestras experiencias de cultivo.

Nos vemos en el siguiente post.✍️

Buena poda!✂️

4 Comentarios

  1. Leonel 11 marzo, 2018 at 14:07

    Hola que tal queroa saber so puedo hacerle la poda apical cuando yo quiera y esta crecera asta donde yo quiera asi no es tan grande…tengo una orange bud

    • Noelia Giménez 13 marzo, 2018 at 14:36

      Hola Leonel, la poda se realiza siempre en la etapa de crecimiento, aprovechando el pico de mayor liberación de auxinas en el tallo. La variedad que estás cultivando es propicia para este tipo de poda.

      Un saludo

  2. Luis 15 enero, 2018 at 13:10

    Hola:
    Muy buen artículo, una pregunta ¿es bueno realizar una poda apical en exterior en plantas indicas?
    Gracias

    • Noelia Giménez 15 enero, 2018 at 18:58

      Hola Luis,
      por supuesto es compatible, obtendrás una mayor productividad si sigues nuestros consejos.

      Gracias por tu comentario.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Qué es pevgrow.com
PEV Grow nace en el año 2009, es una empresa ubicada en Valencia, ciudad costera del este de España. Nace después de un año de intenso trabajo con el fin de asesorar sobre el uso y la utilización de las conocidas semillas de marihuana. Enviamos semillas a cualquier parte del mundo...