Marihuana Thai Stick, qué es, cómo se hace y se fuma esta yerba

560
SHARES
Tiempo de lectura 7 minutos
Imagen de un Thai Stick
Imagen de un Thai Stick

 

Seguramente habrás oído alguna vez el concepto Thai Stick, ya que es un tipo de hierba muy conocido entre los consumidores de toda la vida, pero ¿Sabes de qué se trata? En este artículo vamos a repasar su historia, cómo se hacen, cómo se fuman, y toda la información que necesitas conocer acerca de este formato cannábico. Ponte cómodo, enciende uno, y espero que disfrutes de la lectura.

 

 

⭐ ¿Qué es Thai Stick?

 

La traducción sería algo así como “palo thailandés” y este concepto lo describe bien porque básicamente es eso, un palo de madera envuelto en yerba tailandesa. Pero en realidad ¿Qué es un Thai Stick? Es una especie de mezcla entre cigarro puro y kebab, pero muy artesanal, ya que en este país del sudeste asiático se hacen desde hace muchos años, bastante antes de que se empezaran a conocer los modernos Blunt o Cannagars.

Para que te hagas una idea, básicamente es un palo fino de bambú que lleva adherido cogollos de marihuana sativa tailandesa de la mejor calidad, envuelta por hojas de maría y cuerda o hilo de seda para que quede todo sujeto. En Tailandia los Thai Stick o Thai-stick están prohibidos al igual que otras drogas, pero hace varias décadas eran uno de los productos más demandados por muchos viajeros que visitaban este estado.

 

 

⛳ ¿Cómo hacer un Thai Stick?

 

Antes tienes que saber que para hacer cada Thai Stick necesitas un palo de madera, entre 10 y 15 gramos de cogollos, aceite cannábico, hilo o cuerda natural, varias hojas de marihuana recién cortadas, y un poco de papel de horno o el que usamos para realizar Rosin. El Thai Stick original está hecho con madera de bambú, pero también se puede hacer con ramas de nuestras plantas favoritas, y puede tener alrededor de 25 o 30 cm de longitud. Los cogollos es mejor que sean de media dureza y densidad, ya que de esta forma es más fácil que adquieran la forma que queremos y se compactarán con el prensado posterior.

El aceite cannábico puede ser BHO, Rosin, Qwiso o similar, pero lo ideal es que esté medianamente líquido. El hilo de cáñamo es especial para nuestro cometido, pero en realidad puedes utilizar cualquier tipo de cuerda fina natural. Las hojas de marihuana es mejor que sean grandes, y hay que lavarlas antes de usarlas en nuestro Thai Stick. El proceso es lento y resulta todo un arte como lo es el liado de cigarros puros habaneros, pero el resultado realmente vale la pena, te lo aseguro.

 

¿Cómo liar un Thai Stick?

En la actualidad tenemos disponibles moldes de Thai Stick que ayudan un montón en el proceso de elaboración de estos puros cannábicos, pero si quieres ver cómo se hace un Thai Stick real lo puedes ver a continuación en sólo 9 pasos.

 

Cannagar Mold Press
 

Comprar Cannagar Mold Press
 

 

  1. Bañar o embadurnar el palo de madera en el aceite cannábico, si no tienes ningún tipo de extracción puedes utilizar una mezcla de agua y azúcar. Se trata de dejar una capa aceitosa en la superficie del palo para que actúe a modo de pegamento para los cogollos.
  2. Ahora hay que ir pegando los cogollos al palo impregnado de aceite, esta es la parte más delicada, y como te decía antes los cogollos esponjosos son más interesantes porque se pegan mejor. No hay que usar toda la longitud del palo, lo ideal es dejar un par de centímetros de cada extremo limpios para trabajar mejor.
  3. Para que los cogollos queden mejor adheridos y empezar a dar forma a nuestro Thai Stick, lo ideal es sujetarlos con la cuerda a medida que los vamos pegando. Se puede atar la cuerda en un extremo, y conforme vayamos pegando cogollos le daremos una vuelta con la cuerda, poco a poco hasta llegar hasta el otro extremo del palo.
  4. Ahora usaremos el papel de horno para envolver el Thai Stick, es mejor que quede apretado porque la intención es que se compacte más y no pierda la forma. Luego lo meteremos en la nevera un par de días para que el frío ayude a que todo el conjunto se una y no se desmorone fácilmente.
  5. Después de los 2 días de frío sacamos nuestro Thai Stick de la nevera y le quitamos el papel de horno que lo envolvía. Ahora con cuidado vamos retirando la cuerda lentamente para que no se desprendan los cogollos pegados al palo de madera.
  6. Con la ayuda de un pincel o similar, untamos la capa externa de los cogollos con más aceite cannábico, y poco a poco vamos liando las hojas de marihuana que deben de quedar pegadas al aceite. Algunos usuarios prefieren cortar los foliolos de las hojas para que sea más fácil el enrollado, pero también se puede hacer con hojas enteras.
  7. Lo mejor es liar 3 capas de hojas para que el Thai Stick quede bastante consistente, y entre capa y capa hay que untar más aceite cannábico para que queden bien pegadas. Una vez acabado se envuelve otra vez con papel pergamino o de horno, y lo ponemos sobre una sartén caliente o placa calefactora durante un minuto aproximadamente para que quede todo el conjunto más pegado.
  8. El siguiente paso sería quitar el papel envolvente, enrollar otra vez el Thai Stick con la cuerda como hicimos anteriormente, y volver a envolverlo con el papel. Sólo queda hacer el curado para que quede perfecto, y para eso se puede meter en la nevera 4 o 5 días. Los Thai Stick Old School o los originales los curaban bajo tierra, pero nosotros recomendamos el curado en nevera porque hay menos riesgo de que aparezcan hongos.
  9. Pasado este tiempo sólo falta sacar el Thai Stick de la nevera, quitar el papel y la cuerda, y con mucho cuidado sacar el palo del interior. Está claro que este proceso lleva más trabajo y tiempo que liar un porro, pero cuando empieces a consumirlo entenderás la razón de su fama.

 

 

✨ ¿Cómo se fuma un Thai Stick?

 

Se fuma igual que un cannagar o un cigarro puro, o sea, se enciende por un extremo y se succiona el humo a través del otro extremo del Thai Stick. Al retirar el palo queda un pequeño espacio en el interior que sirve para que no se ahogue y siempre tenga un buen paso del humo por el interior. Hay que tener en cuenta que la mezcla entre cogollos y aceite de cannabis da como resultado un producto de potencia extrema, por lo que hay que tratarlos con respecto.

Un Thai Stick de 20 cm puede durar más de 6 horas sin parar de fumar, pero sinceramente no conocemos a nadie que se lo pueda acabar de una vez. Lo más normal es dar 4 o 5 caladas y dejar que se apague hasta el siguiente consumo, o compartir un Thai Stick entre varias personas. Personalmente me gusta este tipo de formatos cannábicos para eventos como copas, ferias, o fiestas del sector de varios días, porque con un sólo Thai Stick me permite estar fumando sin necesidad de liar más.

 

 

👌 Historia de los Thai Sticks ¿Cuándo surgieron?

 

No se sabe con exactitud cuando se empezaron a hacer los Stick Thai, pero lo que es seguro es que hace más de 50 años porque a principios de la década de 1970 ya los consumían incluso los extranjeros. Por su forma de elaboración podemos pensar que se utilizan desde hace varios siglos, pero realmente se dieron a conocer durante la guerra de Vietnam, cuando muchos soldados del ejército de Estados Unidos empezaron a buscar material fumable en varios países de Asia, como Camboya, Laos, Tailandia, o el mismo Vietnam.

Poco después empezó el movimiento que se conoció como Hippie Trail, un largo viaje que empezaron muchos jóvenes norteamericanos a lo largo de varios países productores de marihuana y hachís. Cuando algunos de estos hippies llegaron al sudeste asiático y coincidieron con compatriotas que participaban en la guerra de Vietnam, éstos les dieron a probar los exóticos Thai Stick, y automáticamente se convirtió en su hierba favorita por la extraordinaria potencia que los caracteriza. Se dice que aquellos Thai Sticks eran opiados, o sea, que contenían opio que aumentaba su potencia en gran medida, algo que mucha gente duda. Desde ese momento empezaron a llegar cargamentos de Thai Stick a USA y Canadá, a través de los mismos hippies y posteriormente con la ayuda de algunos militares cuando regresaban de la guerra.

Durante esos años llegaron semillas de todo el mundo a la costa oeste de USA, pero ninguna tenía el potente efecto de los Thai Sticks, por lo que su fama creció como la espuma en poco tiempo. La demanda cada vez era más creciente, y esto provocó una disminución de la calidad debido a que la producción era bastante limitada. Dejaron de usarse los mejores cogollos, no se realizaba el lento curado que hacían anteriormente, y además de tener una menor potencia, su sabor ya no era tan bueno, por lo que la demanda empezó a bajar al mismo tiempo que en los Estados Unidos empezaban a aparecer los primeros híbridos modernos, por lo que los Thai Sticks pasaron a un segundo plano.

 

 

🚀 Semillas de la variedad Thai Stick

 

Las plantas que usaban para hacer los Thai Sticks originales son de varias genéticas tailandesas, pero los más cotizados eran los Chocolate Thai Sticks, o sea, los confeccionados con la legendaria variedad de yerba Chocolate Thai. En la actualidad se pueden encontrar variedades nombradas Thai Stick, pero sinceramente preferimos hacerlos con la mejor variedad tailandesa de todos los tiempos, ya que además de potentes tienen un sabor muy especial, con reminiscencias a chocolate y limón.

 

Chocolate Thai PEV Bank Seeds
 

Comprar Chocolate Thai PEV Bank Seeds
 

 

Hoy en día se hacen Thai Sticks con todo tipo de variedades, sobre todo en los Estados Unidos y otros países que han legalizado el cannabis para uso lúdico. Los Thai Sticks modernos han avanzado mucho con respecto a los clásicos, y además de cogollos y aceite cannábico en algunos casos le añaden dry shift para hacerlos todavía más potentes. También utilizan papel Blunt en vez de hojas de marihuana frescas para envolverlos de una forma más profesional, y hay que reconocer que algunos de ellos son toda una obra de arte manufacturada.

 

 

✅ Imágenes de Thai Sticks clásicos y modernos

 

Imágenes de Thai Sticks
Imágenes de Thai Sticks
Imágenes de Thai Sticks
 

 

 

🔥 Conclusión

 

Los Thai Sticks supusieron una revolución en su momento, y desde hace unos años han vuelto a recuperar su popularidad hasta convertirse en uno de los productos cannábicos de lujo más demandados. En muchos dispensarios se pueden comprar Thai Sticks, pero como todo en la vida, si tienes la posibilidad de hacerlos por tí mismo seguro que te saben mucho mejor. Si te ha gustado este artículo te pediría que lo compartas para que la información llegue a mucha más gente, nosotros te lo agradecemos desde ya.

 

 

🎯 Preguntas frecuentes

 

¿Todavía existen los Thai Sticks?

Sí, en Tailandia todavía se pueden encontrar los Thai Sticks de toda la vida, aunque en la actualidad no son fáciles de encontrar. En la famosa isla Koh Tao se ofrecen de vez en cuando a los turistas, pero mucha gente dice que ya no son lo mismo que eran, entre otras cosas porque la presión de las autoridades con respecto al cannabis en este país se han endurecido mucho durante las últimas décadas.

 

¿Cuánto cuesta un Thai Stick?

El precio de los Thai Sticks varía mucho en función de su peso, su contenido, o el lugar donde se compren, pero para que te hagas una idea en algunos dispensarios se pueden comprar por un precio que oscila entre los 65 y los 500 dólares. Suelen ser muy caros, pero hay que entender que se necesita bastante yerba para hacerlos y se necesita mucho tiempo para su elaboración.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 4 Promedio: 5)
¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes sociales!
Fran Quesada Moya
Fran Quesada Moya
Redactor de Pevgrow, activista y freaky del cannabis en todos sus ámbitos, en especial la crianza y el desarrollo de nuevas variedades.
Ver más artículos
Participa en el debate

Deja un comentario

Ir al contenido