Tricomas: el marcador natural para indicar el momento perfecto de la cosecha

0 7210

[Total:3    Promedio:4/5]
El estado de los tricomas marcará el tiempo de la cosecha de marihuana si queremos hacerlo en el momento ideal para conseguirlo. Para ello deberemos fijarnos, principalmente, en el color de los mismos, pero también en otro tipo de aspectos que explicaremos en este artículo.tricomas-2

El cultivo de la marihuana, como el cultivo de cualquier planta, requiere de unos conocimientos que no se adquieren de la noche a la mañana, sino con el tiempo. Y es que cultivar o cosechar una planta, sea del tipo que sea, a pesar de que se puedan seguir unas pautas siempre similares, pueden variar mucho de una cosecha a otra, por factores externos como el clima, la falta o exceso de luz, los niveles de humedad, las posibles plagas, etc. Por eso, como decíamos al comienzo, se requiere de mucho tiempo, años diríamos y mucha observación para que uno pueda considerarse experto y, a pesar de eso, tiene que seguir muy atento a los cambios de sus plantas y seguir aprendiendo.

Hoy nos gustaría centrarnos en uno de esos aprendizajes vitales que todo experto conoce al dedillo y que, a nosotros, en la medida de lo posible, nos gustaría que vosotros, tengáis mucha o poca experiencia, podáis tomar buena cuenta de ello y, por supuesto, si tenéis trucos o consejos que añadir, todos, tanto nosotros como el resto de lectores, estaremos encantados de poder, como bien decíamos, seguir aprendiendo. Porque no hay nada mejor que aprender de los errores y del éxito de otras personas y ampliar así el círculo de conocimientos.

Así, nos vamos a centrar en los tricomas: los mismos nos indicarán cuál es el momento óptimo para la cosecha de nuestra planta de marihuana, tras un periodo aproximado de unas ocho semanas desde que cultivamos nuestras semillas. Como decíamos, el estado del tricoma es la mejor manera de sacar el máximo rendimiento a nuestra planta y, sobre todo, conseguir el efecto que esperamos del mismo.

Un estado e interpretación del mismo que varían de unas plantas a otras, de unas semillas a otras y de unas condiciones climáticas a otras, pero que, en líneas generales, siguen unas pautas más o menos determinadas.

¿Qué son los tricomas?

Para comenzar a explicar la importancia de los mismos, es necesario que, primero, expliquemos de qué estamos hablando, ya que pueden haber algunos lectores que lo sepan y otros que no.

Cuando hablamos de tricomas, estamos hablando de protuberancias que alteran la textura natural y superficie de una planta (aunque también se puede dar en animales) y de origen epidérmico. Las mismas tienen formas muy variables y se dividen en dos grupos: glandulares y no glandulares. La importancia de las mismas reside en que, en concreto en el caso de la marihuana, aunque también en el caso de otras plantas, son las encargadas de identificar el estado de crecimiento en el que se encuentran, así como de definir ante qué tipo de semilla nos encontramos.

Además de dividirse en tricomas glandulares y no glandulares, también pueden ser unicelulares o pluricelulares.

En el caso de estar frente a tricomas no glandulares, la función de los mismos será la siguiente: mantener el microclima, proteger frente a posibles agresiones mecánicas o proteger las zonas sobre las que se extendiend de la planta, de la luz que les llega.

Por el contrario, en el caso de tener tricomas glandulares, lo que estos hacen es segregar su propia sustancia y hacer que la piel de la zona de la planta en la que aparecen, sea más débil que la del resto, pudiendo dar lugar a problemas futuros si no actuamos en consencuencia.

tricomas-tipos

En todo caso, lo que un tricoma siempre nos indicará es el punto de “madurez” en el que se encuentra nuestra planta y, por tanto, en base al mismo decidiremos si es el momento de cosechar o no. Sin duda, se trata de un trabajo de observación y que lleva tiempo aprender, pero no te preocupes, porque si te equivocas, no es que tu planta vaya a fallecer, sino que el resultado que buscabas, puede que no sea el que tú esperabas (si bien, también te puedes llevar una sorpresa. Al fin y al cabo, en la variedad está el gusto).

Para observar el estado de los mismos, lo mejor será que empleemos un microscopio o una lupa. Ambos productos podrás encontrarlos en nuestra tienda online. Que no te asuste el nombre de miscroscopio,620_microscopio-lumagny-demarihuana.es porque, por supuesto, no estamos hablando de esos enormes aparatos que utilizan los científicos, sino de otros mucho más sencillos y asequibles para todos los bolsillos (el precio medio va desde los 9 hasta los 25 euros, aunque también tenemos alguna opción para sibaritas que prefieran invertir más dinero en este sentido).

En el caso de las lupas, también estamos en el mismo caso: no llegan a los 10 euros y estarás ante una lupa que te hará un gran servicio y que, si deseas, podrás emplear para otros menesteres que no tengan que ver con el cultivo de la planta.

Exceso o carencia de maduración

Como decíamos antes, la observación es la clave para saber cuándo nuestra planta está en el momento óptimo para la cosecha de la misma. Sin embargo, esta observación y la interpretación de la misma requiere de un tiempo de experiencia. Nosotros os vamos a dar algunas pautas para que sepáis hacerlo, pero en el caso de error y tal y como mencionábamos algunas líneas más arriba, lo único malo que te puede pasar es que no consigas los resultados esperados de la planta, pero no vas a matarla, con lo cual, actúa con tranquilidad y observarás mucho mejor.

maturation

Si te equivocaras, los dos casos con los que te puedes encontrar son:

La carencia de tiempo de cultivo: si has creído que tu planta ya estaba preparada para ser cosechada, pero te has adelantado, lo más probable es que tu planta no tenga ni el aroma ni el sabor esperado y, por tanto, puede que, de alguna forma, hayas tirado tu dinero a la basura (pero nunca el momento de aprendizaje, no lo olvides), porque no te vaya a gustar el producto cuando lo consumas posteriormente.

El exceso de tiempo de cultivo: en este caso, te parecerá que tu cogollo tiene mucho más volumen, pero en realidad, por dentro, no tendrá mucha calidad y su sabor no será el esperado. Y es que en estos casos, las células de la planta envejecen y, por tanto, pierde peso y calidad en sabor y aroma.

¿Cómo identificar los tricomas?

En primer lugar y como ya hemos mencionado arriba, necesitarás una lámpara o microscopio, ya que, aunque cuando crecen son visibles, el ojo humano, a primera vista, no es capaz de distinguir el estado exacto del mismo si no lo observa a través de estos aparatos.

tr

Los tricomas, que comienzan siendo pequeños puntos blancos en la planta de marihuana, terminando convirtiéndose en una especie de “mini chupa-chups” que sobresale de la misma. En ellos se desarrollan el CBN, el CBD, el THC, así como otros componentes de la resina de la planta de marihuana, que son los que también marcan la salud de la planta, según el nivel de los mismos.

Cuando el tricoma tiene esa forma de chupa-chups que mencionábamos y su color se torna a blanco (primero es transparente o semi transparente), entonces es cuando nuestra planta está en el momento óptimo de la cosecha. Por el contrario, uno de los síntomas de que nos hemos excedido en el tiempo de cultivo, es que su color se tornará a morado.

Un punto a destacar en este sentido es que el espesor del tricoma varía en función del tipo de semilla. Las índicas, por lo general, tienen una cabeza de tricoma más grueso y corto que el de las sátivas, que son finos y alargados.

Por último, cabe mencionar que, dentro de una misma planta,podemos encontrar diferentes tamaños de tricomas, por lo que es importante saber que deberemos cosechar cuando la mayoría alcancen las condiciones de color que hemos mencionado, pero sin que ninguno llegue a pasarse.

Ahora que ya tienes estas pequeñas nociones y el material necesario para conseguirlo, sólo te queda ponerte manos a la obra. ¡Buena cosecha!
Por Noelia Jiménez, Equipo de Piensa En Verde

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Qué es pevgrow.com
PEV Grow nace en el año 2009, es una empresa ubicada en Valencia, ciudad costera del este de España. Nace después de un año de intenso trabajo con el fin de asesorar sobre el uso y la utilización de las conocidas semillas de marihuana. Enviamos semillas a cualquier parte del mundo...