¿Cultivar marihuana en climas fríos? ¡Sí, es posible!

0 2357
[Total:11    Promedio:3.7/5]
¿Cultivar marihuana en climas fríos? ¡Sí, es posible!

¿Cultivar marihuana en climas fríos? ¡Sí, es posible!

Es cierto que la época ideal para cultivar la gran mayoría de semillas de cannabis es aquella en la que no hace especialmente frío y las horas de sol son abundantes, ayudando a su crecimiento y correcto desarrollo. Sin embargo, el frío no debería ser un impedimento para que puedas cultivar cannabis todo el año. En este post te damos algunas técnicas para conseguirlo.

El periodo más común para el cultivo de marihuana suele ser entre los meses de abril-mayo y octubre (esto puede variar en función del lugar del planeta en el que vivamos), ya que son los meses en los que el tiempo es menos hostil y los demás meses, son muchos los auto-cultivadores que los dedican, simplemente, a consumir todo lo cosechado en el tiempo mencionado.

Sin embargo, el frío no debería ser un impedimento para cultivar marihuana en las épocas en las que hace más frío o en países donde el frío está presente casi todo el año. Y cuando hablamos de frío, no nos estamos refiriendo a temperaturas bajo cero durante todo el día y durante largos periodos, ya que en esos lugares es difícil que esta planta crezca; nos referimos a climas en los que las temperaturas no suben de los 10 grados, como suele ser el caso del norte de la mayoría de los países de Europa o América de Norte, así como países como China, Pakistán o India, donde el frío azota durante gran parte del año en algunas de sus regiones.

La latitud es clave para el cultivo

La latitud es clave para el cultivo

Es precisamente de estos lugares de donde proceden algunas de las semillas más adecuadas para cultivar en climas fríos y hostiles o en épocas de frío, entendiendo el frío, como bien decíamos, a temperaturas por debajo de los 10 grados, pero sin hablar de heladas.

Por tanto, si de estos países proceden algunas de las mejores semillas del mercado actual de cannabis es porque realmente es posible cultivar cannabis durante la época de frío. Eso sí, siempre teniendo en cuenta ciertos aspectos, como conocer bien las condiciones climáticas del lugar en el que queremos cultivar nuestras semillas y las semillas que vamos a emplear, siendo éste uno de los puntos claves para conseguir los resultados que deseamos.

Antes de adentrarnos de pleno en los consejos sobre cómo cultivar cannabis en climas fríos es importante saber que las semillas que cultivemos durante este periodo no darán como resultado plantas de gran tamaño, aunque sí que se pueden obtener buenos resultados en lo que a cantidad de cannabis se refiere.

Si estás cansado de tener que esperar a épocas más cálidas para cultivar marihuana, te invitamos a que sigas leyendo este post, ya que te será de gran utilidad o, al menos, así lo esperamos. ¡Feliz lectura!

Cómo afecta el frío a la marihuana

Durante mucho tiempo y concretamente en los países donde no hace especialmente frío durante todo el año, como es el caso de la mayor parte de los países de Europa (a excepción de los que se encuentran más al norte o de algunas zonas de países como España, Francia, Alemania, Austria o Italia, entre otros países europeos situados al sur del mapa), la mayor parte de los cultivadores de marihuana se dedican a esta tarea en los meses menos hostiles climatológicamente hablando, es decir, aquellos que van desde abril-mayo, hasta octubre, aproximadamente, cuando se recoge el fruto de lo sembrado. Y, el resto del año, se dedican a disfrutar de ese resultado, así como a preparar las siguientes cosechas.

Desde Piensa en Verde nos gustaría animar a todo aquel que lo desee, pero no se atreva, a probar a sembrar durante todo el año, ya que es posible, especialmente si tenemos en cuenta ciertos aspectos. Para ello, lo primero que deberemos tener en cuenta los siguientes puntos:

El fotoperiodo es apto para la floración: lo que supone que nuestra planta no comenzará a florecer hasta pasado un mes o mes y medio desde su plantación.
Menor tamaño: teniendo en cuenta el punto anterior, es lógico que la planta que cultivemos en invierno no alcance un gran tamaño. De hecho, se estima que no suelen superar los 100 centímetros de altura, pero nos pueden dar entre 20 y 60 gramos por planta de cannabis.
Cultivo interior o invernadero: este último, mejor si es acristalado. Es la recomendación principal a tener en cuenta a la hora de querer cultivar marihuana en invierno. Y es que es la mejor forma de intentar evitar el mayor número de sustos posibles.

Cultivo en invernadero, mejor si es acristalado

Cultivo en invernadero, mejor si es acristalado

Variedades índicas: son las que, en general, mejor se adaptan a este tipo de climatología. Más adelante daremos unas pinceladas de las mejores semillas para este tipo de clima, pero podéis echar un vistazo a un artículo más extenso ya publicado en Piensa en Verde anteriormente y que trata, precisamente, este punto.

Trucos para combatir el frío

Como en todo, “cada maestrillo tiene su librillo”, pero nosotros queremos daros algunos consejos generales y de efectividad probada para poder llevar a cabo vuestro cultivo de marihuana durante el invierno o en épocas frías del año:

Si plantamos semillas: se recomienda germinarlas dentro de casa entre diciembre y enero y no sacarlas al exterior hasta febrero. En el caso de que sean esquejes, tampoco es necesario sacarlos al exterior hasta febrero. ¡Ojo! En cuanto saquemos nuestras plantas al exterior, lo más normal es que florezcan, porque notarán el contraste de temperatura, por lo que si queremos que crezca lo más posible antes de que llegue a este punto, deberemos retrasar su salida.

se recomienda germinarlas dentro de casa entre diciembre y enero.

se recomienda germinarlas dentro de casa entre diciembre y enero.

Luz artificial: siguiendo con el punto anterior y si queremos alargar el fotoperiodo de la planta, deberemos utilizar luz artificial para alargar las horas de luz, como por ejemplo, un halógeno. En Piensa en Verde tienes disponible un amplio catálogo de iluminación para ayudarte en tu cultivo.
Usar macetas: especialmente si cultivamos en exterior y a pesar de que utilicemos un invernadero en este caso. ¿Por qué? Porque a las plantas que están directamente plantadas en el suelo es más difícil darles calor, si la tierra no está caliente. Sin embargo, la maceta evitará este problema. ¿Buscas macetas? Tenemos para ti de diferentes tamaños, pinchando aquí. Además, mejoraremos nuestros resultados si bajo las macetas colocamos un corcho o un trozo de madera que las aísle aún más del frío.
¡Ojo con la humedad!: si bien es cierto que durante el invierno las plagas de invierno son menos propensas, no menos cierto es que la humedad puede causarnos problemas de plagas si no tenemos este punto presente.
Cosechas escalonadas: es una opción interesante, ya que, si hubiera alguna helada imprevista, no perderíamos todo el cultivo, además de que tendremos durante más tiempo marihuana a nuestro alcance y podremos cultivar en menos espacio que si lo hiciéramos cultivando todas las semillas al mismo tiempo.
Dejar de regar cuando haga mucho frío: porque esto podría matar a la planta. En primer lugar por las posibles humedades que se pueden producir, tal y como comentábamos un poco más arriba, pero, especialmente, porque el frío podría congelar el agua con el que reguemos nuestra planta y, por tanto, debilitarla enormemente.
Proteger a nuestra planta del frío: y hacerlo de forma natural, con una “manta” a base de hojas caídas al suelo o con el propio cesped del jardín.

Proteger a nuestra planta de marihuana del frío

Proteger a nuestra planta de marihuana del frío

Calefactor y termostato: si decidimos cultivar en interior, esto no impide que en el lugar escogido haga frío. Por eso y para conseguir mantener todo el tiempo la temperatura acorde al periodo de desarrollo en el que se encuentre nuestra planta de marihuana, lo mejor será colocar un termostato en el armario para saber qué temperatura tenemos en todo momento y en base a ello, poner un calefactor en marcha, para conseguir los grados que nuestra planta necesita en el armario.

Termostato Regulador de Temperatura para Manta calentadora

Termostato Regulador de Temperatura para Manta calentadora

Las variedades que mejor aguantan el frío

Como ya hemos comentado más arriba, las mejores semillas para cultivar en climas fríos o en periodos invernales son las variedades índicas, ya que, en su mayoría, proceden de climas hostiles como India o Pakistán y están acostumbradas a tierras montañosas, donde el crecimiento de por sí ya es bastante difícil y, por tanto, son más resistentes a las plagas de insectos, los hongos y al frío.

Además, estas semillas necesitan menos tiempo para desarrollarse y, a pesar de que no darán grandes plantas, los resultados sí que serán buenos si tenemos en cuenta los consejos ofrecidos en el apartado anterior. En Piensa en Verde podrás encontrar una amplia selección de semillas índicas destacando, por ejemplo, las semillas Early Skunk , Mazar o White Siberian, entre otras.

Early Skunk , Mazar y White Siberian

Early Skunk , Mazar y White Siberian

En condiciones adversas también es posible cultivar cannabis. Hay que seleccionar bien las semillas y tener una serie de cuidados especiales con la planta.

Para cultivar cannabis en exterior el clima más propicio, sobre todo en su fase de floración, es el cálido. Pero en climas fríos también es posible su cultivo y, sin ir más lejos, ahí tenemos el ejemplo de los Países Bajos que cultivan especies genéticas de marihuana muy fuertes, que se adaptan a condiciones climáticas adversas.

7_feminizedLas tres variedades de semillas más resistentes al frío por su fácil adaptabilidad a la tierra hostil son: las semillas

Colección Feminizadas 4 Advanced Seeds

Colección Feminizadas 4 Advanced Seeds

feminizadas (Ice Lady, Fruit Juice, Power Bud, Crystal Silver Haze, Dutch Amnesia Haze, Blue Magnum, Northern Vision, Happy Skunk, Critical Pride, Afghan Skunk, Critical Soma, Shark Widow, SWS, Jack Plant,

White Kush…). Las semillas feminizadas son las que no tienen cromosomas masculinos (XY), es decir, con las que siempre (salvo alguna excepción) obtendremos plantas hembras. En Piensa En Verde, puedes obtener una colección de semillas feminizadas para asegurarte una buena cosecha, de la mejor calidad, y además podrás ahorrarte un dinero.

10_regularLa segunda variedad más resistente al frío es la de las semillas regulares (Shaman, Pounder, Passion, Nepal Jam…), se crían a partir de una planta macho y una planta hembra así que podrán producir tanto machos como hembras.

Las semillas Auto Pounder son una de las variedades autoflorecientes más productivas del banco de semillas. Esta planta de marihuana es apta para el cultivo en exterior y completa su ciclo vital en tan sólo 70 días. Además, tiene el sabor y olor a queso típico de las genéticas Cheese, así que si te gusta el queso, esta puede ser tu nueva semilla.

Auto Pounder (Auto Seeds)

Auto Pounder (Auto Seeds)

La forma más fácil de cultivar

184_autos-regularesY, la tercera variedad resistente al frío es la variedad autofloreciente (como las Afrodite, las Moby Dick, Tundra, Hobbit Auto…), que es la forma más fácil de cultivar cannabis porque son feminizadas y permiten obtener buenas cosechas sin tener que retirar los machos ni hacer cambios en el ciclo de luz.

Una buena opción es la Moby Dick XXL Auto, es una planta de gran nivel, muy potente y de fácil cultivo. Produce cosechas abundantes de la mejor calidad y produce, asimismo, pesados cogollos cargados de resina.

Moby Dick XXL Auto (Dinafem)

Moby Dick XXL Auto (Dinafem)

También es una opción muy buena optar por una de las genéticas favoritas de los cultivadores españoles, que es la Jack Herer ya que ofrece un crecimiento exuberante y crea desde las primeras semanas de la floración una poblada y densa capa de resina. Con estas semillas se obtienen cosechas copiosas con un alto porcentaje de THC y unos cogollos durísimos como piedras

Aparte de seleccionar este tipo de semillas, si queremos una plantación robusta frente a condiciones meteorológicas adversas,

Invernadero casero

Invernadero casero

debemos dar unos mimos especiales a nuestro cultivo. Por ejemplo, hay que evitar plantar en zonas cercanas al agua (lejos de ríos, estanques, lagos…), procuraremos, en la medida de lo posible, suministrar a la planta productos anti hongos, y, como no, siempre queda la opción de realizar un invernadero casero que permita cultivar el tipo de cannabis que nos apetezca, sin necesidad de estar pendientes del clima.

La marihuana en invierno, o en climas fríos, no crece ni florece igual que en las estaciones o en los climas de más calor. El crecimiento es menor porque el día tiene menos horas de luz y los cogollos son pequeños y poco densos debido a las bajas temperaturas.

Frío y reproducción

Pero el frío, en ocasiones, tiene también su lado positivo. La planta del cannabis, como sucede con otras muchas especies, hace todo lo posible para poder asegurar su reproducción, esta perdurabilidad de la especie, la marihuana la hace produciendo mucha resina (más producirá si la planta percibe que no se acerca ningún polen macho). Cuanta más resina produzca, más posibilidades habrá de que algo de polen macho se quede pegado a ella.

En climas frios la planta produce más resina

En climas frios la planta produce más resina

Y cuando la planta siente un frío enorme y piensa que no va a ser posible asegurar su ciclo reproductivo, produce más y más resina, una resina que no sólo atraerá al polen macho sino que hará también de manta protectora de la planta y le protegerá de las bajas temperaturas. Y si nuestra querida planta consigue mantener su integridad, el resultado de los cogollos que obtengamos será excelente.
Por Noelia Jiménez, Equipo de Piensa En Verde

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Qué es pevgrow.com
PEV Grow nace en el año 2009, es una empresa ubicada en Valencia, ciudad costera del este de España. Nace después de un año de intenso trabajo con el fin de asesorar sobre el uso y la utilización de las conocidas semillas de marihuana. Enviamos semillas a cualquier parte del mundo...