Descubre todo sobre las setas alucinógenas, ¡Alucinarás!

0 279
[Total:7    Promedio:4.6/5]
El mundo de las setas alucinogenas

El mundo de las setas alucinogenas

 

Existen infinidad de setas en el mundo, pero sólo algunas de ellas contienen sustancias con efectos alucinógenos, cuyos efectos son conocidos desde la antigüedad. Hoy hablamos de las principales que se conocen, sus efectos y aspectos que tienes que tener en cuenta para evitar un mal viaje.

 

Introducción

 

Lo sé; no te cuento nada nuevo si te digo que hay setas totalmente comestibles y sin efectos secundarios y otras que tienen efectos alucinógenos, además de unas terceras que son completamente tóxicas, llegando incluso a ser mortales si no se actúa rápido una vez las consumes.

 

Las #setas alucinógenas es un tipo de hongo que te puede aportar experiencias alucinantes Clic para tuitear

 

Pero hoy no queremos dedicarles espacio ni a las primeras, que están buenísimas, ni a las terceras, sino a las segundas. A las setas alucinógenas. Un tipo de hongo que te puede aportar experiencias alucinantes siempre y cuando las utilices desde la responsabilidad que ello requiere, pero que también te pueden hacer pasar un mal viaje en caso de que no tengas en cuenta ciertos aspectos.

 

Hablamos, entonces, de las setas alucinógenas, de las principales que se conocen y consumen (porque se conocen alrededor de 200), así como de sus efectos secundarios y otros datos a tener en cuenta. Te prometo un viaje alucinante. ¿Me acompañas? 😆 

 

¿Qué son las setas alucinógenas?

psilocibina o psilocina

psilocibina o psilocina

 

Como ya he adelantado, las setas alucinógenas son aquellas que contienen una sustancia tóxica que hace que la persona que las consume tenga falsas percepciones de sus sentidos: la vista, el olfato, el tacto, el oído y el gusto. Esa sustancia se conoce como psilocibina o psilocina y los efectos que provocan son psicodélicos y alucinógenos.

 

Efectos que pueden ser muy graciosos y alucinantes por unos momentos, pero que también pueden ser muy desagradables y peligrosos si no se tienen en cuenta ciertos aspectos, por eso, hoy haremos un repaso a todo ello.

 

¿Sabías que esos efectos ya se usaban en la antigüedad? Especialmente en América del Sur, pero también en países de Europa y de Asia, donde también crecen algunas de ellas. Es precisamente en estas zonas donde pueden crecer de manera salvaje, aunque cada día son más las personas y empresas que se dedican a un cultivo controlado de las mismas.

 

 

Para que las setas pueden crecer y desarrollarse es necesario que lo hagan en lugares húmedos, con climas tropicales o subtropicales o, al menos, en lugares donde la temperatura sea relativamente alta. De ahí que la mayoría de las setas alucinógenas procedan de América Latina, especialmente de México, aunque, como decíamos, también vienen de Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia.

 

Pertenecientes a la familia de los hongos, las setas alucinógenas pueden provocar efectos similares a los del LSD, pero con menor intensidad y duración. Unos efectos que varían en función de la forma en la que se consumen y de la cantidad que se ingiere.

 

Y es que las setas alucinógenas las pueden encontrar frescas, pero también secas (o deshidratadas). La gente las suele consumir, por lo general, dentro de platos como ensaladas o, incluso, recetas dulces, de manera que enmascaran el sabor bastante amargo que las caracteriza (uno de los principales indicativos de las setas que consumen de manera habitual en la alimentación diaria, ya que el sabor de estas últimas es muy suave). Otra manera de consumir las setas alucinógenas es en infusión, aunque esta no suele ser la más habitual.

 

El mundo de los hongos es realmente interesante. ¿Sabías que se reproducen por esporas que son transportadas por el viento? ¡Pues sí! Pero lo más curioso no es eso, sino que hay algunas especies de hongos que son capaces de crear su propio viento. ¡Eso sí que es para alucinar! 🙄 

 

Una de las partes “buenas” de estas setas es que no producen adicción, ni síndrome de abstinencia, pero sí tolerancia, tal y como han demostrado diferentes estudios. Además, tal y como explican en Omicrono “Los efectos de la psilocibina pueden ser revertidos con fármacos como la risperidona o la ketansarina”.

 

Si bien es cierto que las setas alucinógenas se utilizan para fines lúdicos, también cabe mencionar que cada vez son más los psiquiatras que las recomiendan para pacientes que sufren problemas como la ansiedad o la depresión.

 

Tal y como se puede leer en la mencionada web, “La psilocibina funciona enlazándose (es un agonista) a los receptores serotoninérgicos (es una triptamina que posee una estructura química derivada del triptófano)”. De todos modos, no todos los psiquiatras ni estudios están de acuerdo con esta práctica.

 

Los precios de las setas varían mucho en función del tipo de hongo que queramos consumir o cultivar. En PevGrow no vendemos setas alucinógenas, pero si lo deseas, sí que te ofrecemos un kit de estudios micológicos, para hongos y setas que requieren un cuidado y atención especial para su optimo desarrollo.

 

Kit estudios micológicos

Kit estudios micológicos

 

Tipos de setas alucinógenas

 

Como ya hemos dicho antes, se sabe que existen más de 200 variedades de setas alucinógenas, pero claro está, no todas son especialmente conocidas entre las personas a las que les gusta consumir este tipo de hongo alucinógeno. Así que hoy sólo vamos a centrarnos en las más conocidas o más bien, las más consumidas:

 

Monguis: conocida por su uso como sustancia psicotrópica, los monguis (nombre científico: “Psylocibe semilanceata”) pertenecen al género Psylocibe. Normalmente miden entre 2 y 5 centímetros y su tronco es alargado y no muy grueso, finalizando en un tejado en  forma de tienda hawaiana o tetilla, como dicen algunas personas.  Este tipo de hongos crece en zonas húmedas, a partir de los 600 metros y se consumen tanto crudos como cocinados. Los efectos alucinógenos de estas setas pueden durar entre 3 y 6 horas.

 

Las setas monguis crecen en zonas húmedas, a partir de los 600 metros

Las setas monguis crecen en zonas húmedas, a partir de los 600 metros

 

Mexicanas: este tipo de setas son aquellas que consumen las personas que se adentran en el mundo de hongos alucinógenos, por un lado porque su efecto y sabor es suave, a diferencia de otras variedades de setas     alucinógenas y, segundo, porque si las quieres cultivar, este trabajo también es relativamente sencillo y agradecido. Los efectos  suelen durar entre 4 y 6 horas. Algunas personas se las comen y otras, principalmente a aquellas que no les gusta el sabor de las mismas, las consumen en forma de té.

 

 

Las setas mexicanas

Las setas mexicanas: Algunas personas las consumen en forma de té para evitar su sabor.

 

Amanitas: a diferencia de las dos variedades de setas antes mencionadas, las amanitas no contienen psilobicina ni psilocina como sustancia tóxica, sino muscimol y ácido iboténico. Por lo general, la parte superior de la seta es roja, con puntos blancos que pueden ser más o menos gruesos, en función del tipo concreto de seta amanita que sea. El pie es blanco, con un  anillo del mismo color, al igual que el tronco. Es un tipo de hongo  que no tiene ni olor ni sabor destacable.

 

seta amanita

La seta amanita: seta roja, con puntos blancos

 

Efectos de las setas alucinógenas

 

Ya hemos dicho que los efectos de estas setas alucinógenas pueden variar mucho en función del tipo de hongo que ingiramos, en primer lugar, de la cantidad, en segundo y del estado anímico y físico de la persona en tercero.

 

Por lo que si estás pensando en hacer un viaje con este tipo de setas y, especialmente si es la primera vez que lo haces, te recomendamos la máxima prudencia y, a ser posible, que lo hagas con una persona al lado que te acompañe y que no vaya a tomar ninguna sustancia, de manera que si tuvieras un mal viaje con ellas, pudiera calmarte, en primer lugar y llevarte hasta el centro sanitario más cercano, en segundo lugar, además, por supuesto, de no dejar que hagas ninguna tontería que pueda dañar tu integridad física.

 

Dicho esto, los principales efectos de las variedades de setas alucinógenas que hemos mencionado antes son:

 

Monguis:

Risas, alucinaciones auditivas y visuales, pérdida de la percepción del tiempo y del espacio, aumento de la líbido y mayor sensación de libertad. Por lo general, son las que menor cantidad de malos  viajes dan, pero como ya hemos dicho, depende de cada persona.

 

Mexicanas:

Alegría, diversión, euforia, visiones tanto con los ojos abiertos como  cerrados. Efectos que se pueden notar a partir de la ingesta de 5  gramos. Por eso, si es tu primera vez o tu estado anímico es débil,  no sobrepases esa cantidad. Si quieres emociones más fuertes,  puedes llegar a los 10.

 

Amanitas:

Risa, euforia, llanto, hormigueo en los dedos, se expresan mejor los  sentimientos, agudización de los sentidos, pérdida de la noción  del tiempo y del espacio, sensación de bienestar y libertad, como  lo más suave y agradable.

 

Pero, ¡ojo!, los efectos también pueden ser: dolor de estómago, dificultad para razonar, delirios, pérdida del equilibrio, diarrrea, aumento de la temperatura corporal,  confusión e, incluso, despersonalización, entre otros.

 

Si es la primera vez que consumes setas halucinogenas, te recomendamos la máxima prudencia.

Si es la primera vez que consumes setas halucinogenas, te recomendamos la máxima prudencia.

Conclusión

 

Ahora que ya conoces los principales tipos de setas alucinógenas y sus efectos, ¿te animas a hacer un viaje alucinante con ellas? ¿Las habías probado antes? Cuéntanos qué tal fue y si recomiendas o desaconsejas algo. ¡Nos encantará saberlo!

 

Por Noelia Jiménez, Equipo de PevGrow

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Qué es pevgrow.com
PEV Grow nace en el año 2009, es una empresa ubicada en Valencia, ciudad costera del este de España. Nace después de un año de intenso trabajo con el fin de asesorar sobre el uso y la utilización de las conocidas semillas de marihuana. Enviamos semillas a cualquier parte del mundo...