Cultivo de marihuana en terraza exterior

4 5766

[Total:8    Promedio:3.3/5]
Este tipo de cultivos ofrece numerosas ventajas a las personas que deciden llevarlos a cabo, entre otros, el ahorro en materiales, tener cultivos más amplios y evitar olores incómodos que pudieran molestar a tus vecinos o a las personas que viven contigo en casa.

foto191br

Entre las diferentes técnicas de cultivo que emplean las personas que cultivan marihuana, una de las más empleadas es la del cultivo en terraza exterior. Un éxito que radica, sin duda, en las numerosas ventajas que el mismo ofrece y que son, principalmente tres: mayores resultados, mucho más sencillo que los cultivos de interior o aquellos que se realizan en tierras de terrenos externos que se disponga o a los que se tenga acceso y, por último, que también es más barato, porque no tienes que invertir tanto en material para el cultivo, como lo harías en el caso de los cultivos exteriores.

Sin embargo y, por supuesto, es necesario seguir ciertas pautas para que nuestro cultivo tenga tanto éxito como si se hiciera en interior o en completo exterior. Por eso hoy queremos centrar nuestro artículo en este tipo de cultivos, ofrecer algunas pautas y consejos para que tengas los resultados que busques, etc.

Cuándo cultivar en terraza exterior

Como sucede en todos los tipos de cultivo antes mencionados, se puede cultivar marihuana a lo largo de todo el año, si bien es cierto que hay épocas que son más idóneas que otras. Hablamos de los meses de abril y mayo y más concretamente, de los días que coinciden con la primera luna de mayo, que es la época del año que mayores rendimientos nos aportará para conseguir los resultados que esperamos de nuestro cultivo.

images

Es importante que durante la primera parte del crecimiento de nuestra planta, haya, al menos, una exposición solar de seis horas y que no haga demasiado calor. Por eso, los meses de abril y mayo son los mejores. No son excesivamente calurosos, hay muchas horas de luz solar y la mayoría de los días suelen ser soleados, además de que tampoco son meses especialmente húmedos.

Es decir, son meses, especialmente el de mayo, en los que podemos aprovecharnos de los beneficios que la naturaleza, en este caso, la climatología nos ofrece y ahorrar, así, en productos tales como luces que den calor y luz a nuestras plantas o extractores de humedades. Productos que, en cultivos de interior, sería impensable no tener si queremos tener éxito en nuestro cultivo.

En este sentido, cabe mencionar que si el sol da directamente en las plantas que cultivemos en nuestra terraza, estas pueden alcanzar hasta 40 grados y eso no es bueno. Para ello se recomienda regar el sueloíndice de la terraza y las paredes tanto por la mañana como por la noche, para refrescar el área. Además, también podemos utilizar macetas que sean de color blanco, que protegen mejor del calor.

De todas formas, si estos meses no vas a poder cultivar tu planta de marihuana, pero te gustaría hacerlo más tarde, deberás preparar el terreno en tu terraza, para poder cultivar durante los meses que van de junio a noviembre y emplear semillas que sean más acordes a estos meses del año, consiguiendo, no sólo tener marihuana fresca durante todo el año, sino también obtener diferentes sabores de una misma planta, evitando también problemas de estrés de cultivador o de moho, que se suelen dar cuando llevamos a cabo el cultivo al mismo tiempo.

Productos y aspectos necesarios

Antes de decidirse a cultivar nuestra planta de marihuana en la terraza de nuestra casa tenemos que tener en cuenta dos aspectos muy importantes. El primero de ellos es el de la exposición solar. Nuestra terraza deberá tener una exposición solar de, al menos, seis horas de sol natural, de manera que nuestra planta reciba la suficiente vitamina D y todas las propiedades que el sol aportan a una planta como la de la marihuana.

consejos_exterior_25-300x225

En segundo lugar, el espacio. Pero el espacio, por supuesto, es en base al número de plantas que queramos plantar y, también, al tipo de semilla que empleemos, ya que las plantas crecerán en mayor o menor medida, dependiendo del tipo de semilla que utilicemos en nuestro cultivo.

Una vez cumplas estos dos aspectos, ya puedes ponerte manos a la obra y comenzar a cultivar plantas de marihuana en la terraza de tu casa. ¿Qué necesitarás para ello? Principalmente, los siguientes productos:

Macetas: que se adapten al tamaño del resultado que te vaya a dar la semilla y, por supuesto, al de la extensión de tu terraza, tal y como comentábamos al principio. Las medidas oscilan entre macetas de 0,25 litros de capacidad, 11, 25 o 45 litros de capacidad. Puedes consultar en Pev Grow las diferentes opciones de macetas que existen en el mercado.

4919_maceta-blanca-piensaenverde

Tierra: que tenga la calidad y los elementos necesarios para que nuestra planta de marihuana crezca como se espera y obtengamos los resultados que deseamos. Cuando hablamos de tierra de calidad, la misma debe contener: humus, fibra de coco, perlita, turba negra o mantillo.

sustratos

Semillas: que sean de calidad, por supuesto, si bien es cierto que las más recomendables son las semillas índicas o sátivas. En Pev Grow tenemos a vuestra disposición un amplio surtido de semillas. Elige la que más vaya con el tus objetivos.

Cañamones

Abono para cannabis: a ser posible de origen biológico, porque será de mayor calidad y, por supuesto, para la etapa de crecimiento y para la de floración. Producto que podrás encontrar en nuestra tienda, si lo deseas, también en kits.

5304_kit-tierra1

Pulverizador: a ser posible, de unos dos litros de capacidad, salvo que prefieras manejar pulverizadores más pequeños, pero rellenarlo más a menudo. Los dos litros son una medida estándar, que te permite regar desde cultivos en terraza pequeños, hasta aquellos de tamaño considerable.

5745_pulverizador-de-agua-de-presion-previa-2-piensaenverde

Esto sería lo básico, pero si no quieres que a tu planta le falte de nada, también te vendrán genial los siguientes productos:

Humus de lombriz: que mejora la calidad de la tierra y le aporta a la planta la cantidad de minerales y vitaminas que necesita para crecer sana. En el caso de que la tierra que hayas empleado ya contenga este producto, no será necesario que le añadas más, salvo que quieras darle más énfasis a este punto.

4734_humus-de-lombriz-naturcannabis-piensaenverde

Insecticidas: que controlen las posibles plantas que atañen a tu planta. En este sentido, también es muy recomendable utilizar el aceite de Neem de producción orgánica, que no sólo protege, sino que mejora el estado de salud de tus plantas.

5403_agrobeta-aceite-de-neem-1

El cultivo, paso a paso

Ya has dado el paso, ya has comprado el material y ahora sólo te queda cultivar tu planta en la terraza de tu casa. Para ello, te daremos algunos pasos básicos y sencillos que será necesario llevar a cabo para conseguir tu objetivo: disfrutar de cannabis para consumo propio.

Germina-tus-semillas-El-Bruixot-600x330

Paso 1: poner las semillas a germinar.

Paso 2: cuando veas que han brotado las pequeñas raíces, deberás pasar la planta a una maceta pequeña de las que hemos mencionado en la sección de material. Tienes que regar tu planta, pero sólo cuando vayas viendo que le falta el agua. Déjalas al sol. Recuerda que deben de tener una exposición de unas 6 horas.

Paso 3: Pasados de 5 a 10 días, aparecen las pequeñas plantitas y alrededor de tres semanas después, cuando la planta ya haya crecido unos 20 centímetros, pasaremos la planta a la maceta del siguiente tamaño, para que pueda crecer sin problemas de espacio.

planta-acabada-de-trasplantar-a-su-maceta-inicial

Paso 4: cuatro semanas después del trasplante de una maceta a otra, podrás hacer la primera poda, de manera que elimines las hojas que puedan estar enfermas y tu planta siga creciendo como se espera.

Paso 5: y definitivo. En el que pasarás tu planta a la última maceta, la más grande y, por fin, conseguirás los cogollos de marihuana.

llegando-al-final-de-floracion

En este sentido tienes que tener en cuenta el preparado de tierra cuando realizas los trasplantes. En el caso del paso 1 a 2, el preparado consiste en la siguiente mezcla: 80% de tierra y 20% de humus de lombriz. A esto deberás añadir medio kilo de guano y 250 gramos de cenizas de alga marina (que actúa como abono orgánico de liberación lenta), por cada 100 litros.

En el segundo caso, el preparado será exactamente igual, pero cambiarán las medidas de las cenizas de alga, que deberán reducirse a 200 gramos, por cada 100 litros.
Por Noelia Jiménez, Equipo de Piensa En Verde

4 Comentarios

  1. plantar marihuana 12 abril, 2016 at 10:29

    Buenas! estoy cultivando en exterior sin maceta, y los insectos están empezando a atacar, sabéis de algún insecticida para gusanos de tierra?

  2. marihuana con hongos? 11 enero, 2017 at 13:25

    Hola! A mi me pasa que cultivando en invernadero en las hojas esta saliendo como humedad, no sé es como hongo, ¿que hago? que es?

    • Noelia Gimenez 16 enero, 2017 at 13:16

      Hola Restron,

      debes controlar el riego de tus plantas, es un problema bastante frecuente el exceso de humedad en las raíces. Te dejo un artículo que seguro te ayudará.

      Suerte amigo.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Qué es pevgrow.com
PEV Grow nace en el año 2009, es una empresa ubicada en Valencia, ciudad costera del este de España. Nace después de un año de intenso trabajo con el fin de asesorar sobre el uso y la utilización de las conocidas semillas de marihuana. Enviamos semillas a cualquier parte del mundo...